Emi Martínez Bastida Tinto Joven 2017.



Puntos El Alma del Vino ... 15´50(20).

Catar la referencia de tinto joven de Emi Martínez Bastida significa con meridiana simpleza sensitiva, reconciliarse con la expresión de pureza vitivinicultura riojana, en este caso de la zona más oriental de esta zona de la geografía española. Me comenta el joven winemaker de Autol, que sobre una base mayoritaria de tempranillo, sumó uvas de mazuelo, garnacha y viura, para dar vida a un conjunto en donde se reivindicara la frescura de la fruta, con labores de fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable y el tiempo justo de permanencia, antes de embotellar.
El resultado es efectivo y efectista, buen color en copa, con brillos picota y violáceos, límpida presencia, equilibrado y jugoso en la fragancia, nostalgias de fruta roja en sazón, percepción de buena maduración, algún tono floral y balsámico, recreando en el fondo final mucha carga procedente de la tempranillo, que se reconoce con facilidad.
Tranquilo en el avance, goloso y dotado de una acidez que se despliega con estupendo balance, hay sapidez y una buena prolongación. Tiene en algunos momentos, señas de calidez, pero no molestando al concepto de vino joven, sino añadiendo señas de identidad. Por encima de ser un proyecto a pequeña escala y no tener la denominación de origen Rioja, es sin duda un ejemplo claro de tradición de la zona a la que pertenece. Amplifica sensaciones en la fase final de su cata, relata nostalgias de fruta roja en sazón, jugosa y fresca cereza, ciruelas rojas, guiño cítrico muy leve, de cortesía, y flores rojas y violáceas. Centro de regaliz y equilibrado paladar.
Lo califico en esta edición de añada 2017 como muy recomendable.

Comentarios