Codorniu Cava Jaume Codorniu Brut Gran Reserva 2008.


Puntos El Alma del Vino ... 17´50(20).

Cava que homenajea los cuatrocientos cincuenta años de existencia de la bodega Codorniu y que se basa en una conjunción varietal de las castas pinot noir, chardonnay y xarel.lo, fruta que procede de cosecha en algunos de los viñedos más antiguos del dominio. Así, la pinot noir procede de la finca El Coster, cara norte de la montaña de Prades, suelos de llicorella y exposición fría que se ve suavizada por la cercanía marítima. La chardonnay tiene como origen el terreno de La Pleta, clima extremo en la zona más continental de la denominación de origen cava, con suelos de escasa profundidad.
Las uvas de xarel.lo tienen como lugar de nacimiento la finca La Nansa, en el Alto Penedés, suelos calizos con grava, que aportan al resultado final, el sabroso componente de acidez.
Tras la vendimia y posterior fermentación alcohólica, se procede con el ensamblaje varietal y la segunda fermentación en botella, finalizando con un afinado y una maduración que transcurre durante un periodo de más de cuarenta meses, con sede en las cavas subterráneas de la propiedad.
En copa parada exhibe un cromatismo amarillo brillante pajizo y dorado, con buen despliegue de burbuja fina. La nariz evidencia un perfil de espumante frutal de notable complejidad, enlazando en segunda instancia con nostalgias procedentes del proceso de maduración, balsámicos y frutos secos, panadería y una relevante seña golosa. Boca muy expresiva desde el arranque, con una buena manifestación de equilibrio entre la seña de acidez y la untuosidad, con el avance que parece suave y que sin embargo encierra durante un recorrido reflexivo la sugerente sorpresa de esa acidez ya mencionada y de una sabrosa frescura frutal que le aporta nervio y prolongación. La burbuja está bien integrada en el conjunto. En la vía retronasal hay memorias de fruta blanca, fruta con hueso, cítricos, hinojo y flores blancas, alguna melosidad y un punto balsámico que abre espacio a frutos secos, panadería y mantequilla francesa.
Un cava bien avalado, que demuestra que cuando la fusión varietal es razonada y de calidad, el resultado ofrece garantías.
Lo califico en esta edición de añada gran reserva 2008 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

Comentarios