Champagne Paul Déthune Grand Cru Brut.



Puntos El Alma del Vino … 18(20).

Un ensamblaje con una proporción del setenta por ciento de uvas de pinot noir y un treinta porcentual de chardonnay pone de manifiesto la brillante y fresca sensación que este champaña brut de Paul Déthune deja en quienes lo hemos catado y degustado. Es uno de esos vinos espumosos amables y enérgicos al mismo tiempo, con la burbuja bien acoplada, adaptada en un conjunto digno de aplauso y consideración. Con un cincuenta por ciento de vinos de reserva, Pierre Déthune pertenece a una familia de elaboradores, habiendo sabido tomar el legado de sus antecesores, escoltado por Sophie, su hermana y responsable de exportación de la bodega. Después del descorche, presenta en copa un cromatismo amarillo brillante y pajizo suave, con sostenido despliegue de burbujas, recreando en la proximidad aromática recuerdos de fruta blanca y cítricos, hierbas silvestres, con notas de melosidad y algún punto menos marcado de cereal y levaduras. Tiene en segunda cercanía, memorias de frutos rojos aunque este descriptor no llega a la categoría de protagonista. Boca que arranca muy amable, con el nervio de la acidez bien representado, graso en media medida, paso untuoso y apacible. Es uno de esos champañas que provocan la salivación, abre la puerta a la sapidez y se despliega con prolongación. Insiste en los testigos de la fase olfativa, cuando contemplamos la vía retronasal, ensalza los frutos rojos pero deja preponderancia a las memorias de manzana asada y limón, con bergamota y heno en segunda instancia, algún guiño balsámico y un despliegue de recuerdos silvestres apacible pero que como escolta de la fruta, aportan intensidad y personalidad. Final con una salina mineralidad, que sirve de perfecto epílogo. Lo califico entre muy recomendable y más que muy recomendable. Un magnífico champaña, refrescante y con una perceptible viveza. Emocionante.

Comentarios