Emi Martínez Bastida Espumoso Rosado 2017.



Puntos El Alma del Vino ... 16’50(20). 

Las burbujas tienen en Autol una buena representación de manos del inquieto Emi Martínez Bastida, que desde una prudente humildad me repitió una y otra vez que en esto de los espumantes es un aprendiz. Quise catar su vino rosado método tradicional en buena compañía y por ello quedé con el experto Basilio Izquierdo, buscando siempre su consejo y opinión.
Elaborado con una base de la casta viura, con vino base de setiembre de 2017, y un aporte adicional de garnacha correspondiente a la edición de añada 2016, en una premeditada búsqueda de intensidad en el cromatismo. Veinticinco gramos de azúcar por litro.
Tras utilizar el sable por vez primera en mi caso y siguiendo los consejos de un gran maestro degollador como Basilio, el servicio en copa descubre un precioso cromatismo rosa pálido y brillante,  con magnífico despliegue de burbuja fina, rosario regular y múltiple. Tonos palo y amarantos. Fascinante, coincidimos los presentes que no precisa más intensidad.
La nariz muy limpia y fresca, algo cítrica y floral, nada rebuscada, con una franqueza varietal digna de mención. Fondo balsámico muy suave siempre por detrás de la fruta, que aparece en la fragancia como protagonista indiscutible.
Boca que abre con buenos registros de frescura, media alta acidez, mantiene un equilibrio sabroso en el avance, con llegada y alcance.
Los guiños golosos de la fruta le dan prolongación y en la retronasal insiste en recuerdos de ciruelas claudia, pera roja, menos nostalgias de limón y naranja de las demostradas en la vía aromática. Flores en segundo emplazamiento. Un leve gesto anisado y buen envolvente final.
Siendo la primera experiencia de su autor, sólo resta felicitarle.
Su éxito, un buen equilibro entre dulzor y acidez y una idónea perspectiva de vino por encima de su condición de espumoso.
Lo califico como muy recomendable.

Comentarios