miércoles, 25 de julio de 2018

Bodegas Marqués de Reinosa Rosado 2017.


Puntos El Alma del Vino ... 17(20).

Uno de los vinos rosados clásicos ya en mis catas de añada en este blog. Como siempre gracias a la colaboración de Jesús Ariznavarreta, gerente, y en este caso, a la relaciones públicas de la bodega, Julia Sáenz Cuevas, una magnífica anfitriona que me abrió las puertas de la cooperativa y que hizo de la visita un instante de alegría en la rutina diaria.
Los vinos rosados de la Rioja Oriental tienen siempre el sello cromático de la garnacha, que en el supuesto de Marqués de Reinosa va acompañada por una escolta de tempranillo y viura, bajo la tutela de la enóloga Ana Rubio, consolidada ya al frente de las labores prácticas de la bodega de Autol.
El habitual rosa coralino, cobrizo, con buen brillo estético y fondos piel de cebolla, dejando paso a una expresión de fragancia que asoma certera, con recuerdos de frutos rojos y fruta blanca con hueso, cítricos amables, algunas flores rojas y ortiga blanca, dejando en el eje del perfume nostalgias balsámicas que redondean el conjunto.
Boca que abre con buen despliegue de acidez, hay frescura y algunas notas golosas, el equilibrio es notable y eso da al vino un buen matiz, refresca y tiene nervio, con un recorrido sostenido y bien definido. Puedo hablar de franqueza varietal.
La retronasal declara memorias de fresas, cerezas, pera roja, melocotón y naranja, describiendo después tonos de camomila, rosas rojas y una cierta untuosidad, que identifico como un mousse de cítricos, limonera sensación cremosa.
Tiene el sello de la garnacha bien delineado, pero sobre todo es un vino sereno aunque con sabroso recorrido y gratificante equilibrio.
Lo califico en esta añada 2017 como muy recomendable.
Buena propuesta vitivinícola para el verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario