Ir al contenido principal

Verónica Ortega Quite Mencía 2015.


Puntos El Alma del Vino ... 16’50(20).

Escuchar a Verónica Ortega hablando de sus elaboraciones transmite credibilidad. Y es que cuando alguien trabaja con dosis de pasión, el algodón no engaña. Puedes frotar sobre la etiqueta y el vidrio, y después cuando el primer servicio en copa tiene lugar, la expresión de franqueza descubre la certera dosis de personalidad capaz de encandilar. Andaluza de JérezOrtega es una mujer ilustrada por su pasado laboral que comprende bodegas y nombres propios de la talla de Alvaro Palacios, Niepoort ó Domaine de la Romanée Conti.
El año 2010 llega al Bierzo cargada de ilusión y comienza a cultivar viñas viejas de más de ochenta años en el término municipal de Valtuille de Abajo. Manejos de agricultura ecológica en parcelas asentadas sobre suelos de componente arcillo arenoso y presencia amplia de minerales.
Quite Mencía en su edición de añada 2015 contempla el carácter de Ortega en sus procesos de vinificado, con una porcentaje pasado por fermentación del racimo entero y criado de modo paritario, cuatro meses en barricas de madera de roble y cuatro en ánforas, procediendo después de ese periodo al ensamblaje. Verónica habla de la cerámica como la artífice ideal para lograr mantener la desnudez varietal en un vino, logrando que la madera ejerza su papel conciliador, sin venirse arriba.
A partir de ahí, en copa parada pincela un cromatismo picota de notable intensidad, con reflejos púrpura, nace en la proximidad olfativa un amplio recuerdo de frutas negras y rojas en sazón, con segundos aportes de pétalos florales y algún atisbo de té en infusión. Eje de perfume balsámico, con algunas señas tostadas menores y un fondo que mantiene la viveza frutal en todo momento.
Frescura en la aromática, bien equilibrada, que deja paso en boca a una buena linea de acidez, prolongada y sostenida, aportando jugosidad y desplegando unos golosos taninos, afinados y ligeros. Estupenda persistencia, con la fase retro nasal hablando de moras y cerezas, flores violetas y guiños silvestres y de tisanas, regaliz, dejando en el final señas de frutos secos tostados y una escultural sapidez. Añada 2015 que exhibe músculo y empaque y que califico como muy recomendable.
Una mencía cristalina y llena de viveza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bodegas Castillo de Mendoza Chirimendo MC 2017.

Puntos El Alma del Vino... 17’50(20).

Vino elaborado con el legendario método de maceración carbónica de una de mis bodegas predilectas en la denominación de origen Rioja. Base varietal mayoritaria de la casta tempranillo, con un cinco porcentual de viura, tal y como se elaboraba en el pasado en los mejores cónclaves vitivinícolas de la región de los Siete Valles. Fruta toda ella procedente de trabajos de vendimia en parcelas de la propiedad, con utilización de mesa de selección y fermentación de racimos enteros.
En copa parada exhibe un cromatismo violáceo intenso, nariz que percibe recuerdos de fruta roja y negra en sazón, punto aromático goloso y algunas notas de mermeladas. Flores y lavanda, con fondo balsámico pleno y largo, redondeando el perfume.
Boca que abre con mucha sustancia de fruta, línea de frescura con una traza contenida de acidez y un registro que apuntala una retronasal en la que abundan evocaciones de fresas y moras, guiño cítrico no muy marcado, demostrando unión …

Viñas de Piedrahita 760 Sin Sulfitos Añadidos Cosecha 2015.

Puntos El Alma del Vino... 16(20).

Dicen los viejos del lugar que las uvas de Villalba de Rioja tienen un porte especial, de hecho el viñedo de esta zona occidental de Rioja Alta tiene fama de ser junto al de la Sonsierra, uno de los niños bonitos de la denominación de origen de los siete valles.
Los majuelos singulares de la ladera sur de los Montes Obarenes y en este caso la benemérita contribución de uno de ellos, la finca El Escaño de Atamauri, propiedad de Nuria Martinez y trabajada con especial cuidado y detalle por su hermano Gonzalo, se convierten en auténticos templos de la casta tempranillo de Rioja, tal y como ya afirmó en cierta ocasión el gran maestro Manuel Ruiz Hernández, ingeniero agrícola, experto en suelos, incansable investigador y magnífico catador. Suelo, clima y viníferas, no hay criterio más cierto.
Viñas de Piedrahita, proyecto familiar que corre a cuenta de Belén y Curro, elabora este vino tinto en base a un componente varietal mayoritario de tempranillo de Villa…

Champagne Tarlant Zero Brut Nature.

Puntos El Alma del Vino .. 17’50(20).

Segunda de las referencias de las que pude disfrutar en compañía de un reducido grupo de afortunados, durante la reciente visita del Bureau delChampagne en España a la Escuela de Hostelería de Leioa, situada en el campus universitario de Bizkaia. En una cata comandada por el siempre genialJordi Melendo estebrut nature zero demaison Tarlant despuntó por lo que yo considero es una seña de identidad de la mencionada bodega, el músculo de sus referencias.
Los vinos espumosos de Tarlant, al menos los que yo he podido catar hasta el presente, defienden con orgullo una traza de acidez singular, amplia y al tiempo equilibrada, un gesto emocionante en el que la viveza y el nervio se unen para sorprender al paladar, llenándolo de frescura y matices.
Afirmación, firmeza y un clamoroso punto de rotundidad en el avance por boca.
Elaborado a tercios proporcionales con las tres varietales más habituales en la apelación, chardonnay, pinot noir y pinot meunier, usa…