Ir al contenido principal

Raventós i Blanc Isabel Negra Collita 2012.


Puntos El Alma del Vino ... 18’50(20).

Lástima que haya conocido a Isabel Negra, justo en el instante de su última puesta de largo en el mercado. Por desgracia para todos, me informa Marta Ràfols desde la bodega Raventós i Blanc, de que es esta la despedida de una referencia que ante todo me ha expresado mucha carga de tipicidad e identidad. No tuve la fortuna de catarlo con anterioridad y en lo que respecta a la edición de vendimia 2012, su personalidad de vino concarácter mediterráneo de las terrazas del Serral, tal y como es definido por sus propios elaboradores, me ha encandilado. Primero por un equilibrio y una estructura muy definidos, después por la sensación de estar delante de un trabajo bien hecho y tercero y tal vez lo más destacado, por una intensidad de fruta capaz de entusiasmar desde el inicio al final de la cata.
Elaborado con una fusión varietal de uvas de syrah, monastrell y garnacha, fruta de diferentes condiciones que se vendimia mediante selección parcelaria, en fincas con distintas fechas de plantación, siendo la monastrell la que proviene de cepas más viejas, en concreto con fecha que data del año 1974 y con origen en un clon especial de la propiedad. La garnacha tiene su origen en terrazas del término municipal dePiera, suelos de componente franco arcilloso y presencia de canto rodado, viñas en espaldera que se plantaron en el año 2002. Por último, la syrah pertenece a una cosecha ubicada en el norte del Penedés, a una altitud de trescientos metros sobre el nivel del mar, con localización en Torrelavit, exposición norte y cuya edad media acredita en el presente poco más de dieciséis años. Los suelos de las terrazas del Serral, en la Conca del Riu Anoia, guardan en su estructura íntima una presencia de fósiles marinos digna de relevancia, con dos capas, la primera hasta un metro rica en arcillas, la segunda a partir de un metro, con la galera como protagonista, roca madre calcárea, que se alía hasta la eternidad misma con los ya mencionados fósiles.
Métodos biodinámicos de cultivo, que incluyen entre otras prácticas la cubierta vegetal espontánea, estiércol animal, compostado invernal, poda corta en vaso y uso de infusiones en clave fito terapeútica, sumando a todo ello el control Lobesia Botrana y cata y controles de maduración a pie de viñedo. Tras una vendimia manual, se procede con un despalillado y un suave estrujado del fruto, con entrada mediante gravedad a las instalaciones de elaboración. Macerado pelicular en frío antes de comenzar la fermentación alcohólica que se desarrolla en depósitos de acero inoxidable controlando la temperatura. Sangrado y prensado que preceden a la maloláctica, tras de la que se inicia la maduración en barricas de madera de roble francés que se prolonga durante doce meses. Embotellado, después del ensamblaje y un año adicional de permanencia en bodega antes de su salida al mercado.
Tras el descorche, despliega en copa parada un cromatismo apicotado intenso, con reflejos púrpura y grana, nariz intensa en cuanto a fruta, frutos rojos maduros, goloso, amplio, progreso mediante aireación, fondo tostado y especiado suave, arma algunas señas silvestres, arbusto mediterráneo, balsámicos, con memorias de bosque y brezo, largo y con buenas dosis de complejidad, la fruta manda en todo momento y más aún cuando tras unos minutos se airea el interior de la copa de cata. Fondo que alumbra guiños de pedernal, intenso y agradable.
La boca es jugosa en el arranque, muy buena condición de acidez, despliega frescura y una buena integración de alcohol, con estructura indudable y una punta de envolvencia sabrosa. Hay una finura en el avance, tiene viveza y sapidez. Los taninos se muestran dóciles, amables y maduros, pide más servicios en copa. Estupenda persistencia, con la vía retro nasal hablando de ciruelas rojas, efecto acompañado suave, cerezas, algunas menciones de ebanistería y vainilla, con gesto muy silvestre y balsámico, con el epílogo magnificando las sensaciones minerales, salinas y rocosas.
Un vino que me ha encantado, sabroso, largo, bien delineado en el paso, con complejidad y con detalles de franqueza varietal que sobre todo ensalzan garnacha y syrah, al menos a mi juicio. Cálido y fresco en paridad, consigue emocionar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bodegas Castillo de Mendoza Chirimendo MC 2017.

Puntos El Alma del Vino... 17’50(20).

Vino elaborado con el legendario método de maceración carbónica de una de mis bodegas predilectas en la denominación de origen Rioja. Base varietal mayoritaria de la casta tempranillo, con un cinco porcentual de viura, tal y como se elaboraba en el pasado en los mejores cónclaves vitivinícolas de la región de los Siete Valles. Fruta toda ella procedente de trabajos de vendimia en parcelas de la propiedad, con utilización de mesa de selección y fermentación de racimos enteros.
En copa parada exhibe un cromatismo violáceo intenso, nariz que percibe recuerdos de fruta roja y negra en sazón, punto aromático goloso y algunas notas de mermeladas. Flores y lavanda, con fondo balsámico pleno y largo, redondeando el perfume.
Boca que abre con mucha sustancia de fruta, línea de frescura con una traza contenida de acidez y un registro que apuntala una retronasal en la que abundan evocaciones de fresas y moras, guiño cítrico no muy marcado, demostrando unión …

Viñas de Piedrahita 760 Sin Sulfitos Añadidos Cosecha 2015.

Puntos El Alma del Vino... 16(20).

Dicen los viejos del lugar que las uvas de Villalba de Rioja tienen un porte especial, de hecho el viñedo de esta zona occidental de Rioja Alta tiene fama de ser junto al de la Sonsierra, uno de los niños bonitos de la denominación de origen de los siete valles.
Los majuelos singulares de la ladera sur de los Montes Obarenes y en este caso la benemérita contribución de uno de ellos, la finca El Escaño de Atamauri, propiedad de Nuria Martinez y trabajada con especial cuidado y detalle por su hermano Gonzalo, se convierten en auténticos templos de la casta tempranillo de Rioja, tal y como ya afirmó en cierta ocasión el gran maestro Manuel Ruiz Hernández, ingeniero agrícola, experto en suelos, incansable investigador y magnífico catador. Suelo, clima y viníferas, no hay criterio más cierto.
Viñas de Piedrahita, proyecto familiar que corre a cuenta de Belén y Curro, elabora este vino tinto en base a un componente varietal mayoritario de tempranillo de Villa…

Champagne Tarlant Zero Brut Nature.

Puntos El Alma del Vino .. 17’50(20).

Segunda de las referencias de las que pude disfrutar en compañía de un reducido grupo de afortunados, durante la reciente visita del Bureau delChampagne en España a la Escuela de Hostelería de Leioa, situada en el campus universitario de Bizkaia. En una cata comandada por el siempre genialJordi Melendo estebrut nature zero demaison Tarlant despuntó por lo que yo considero es una seña de identidad de la mencionada bodega, el músculo de sus referencias.
Los vinos espumosos de Tarlant, al menos los que yo he podido catar hasta el presente, defienden con orgullo una traza de acidez singular, amplia y al tiempo equilibrada, un gesto emocionante en el que la viveza y el nervio se unen para sorprender al paladar, llenándolo de frescura y matices.
Afirmación, firmeza y un clamoroso punto de rotundidad en el avance por boca.
Elaborado a tercios proporcionales con las tres varietales más habituales en la apelación, chardonnay, pinot noir y pinot meunier, usa…