Bodegas Bhilar Lágrimas de Graciano 2014.


Puntos El Alma del Vino ... 17´50(20).

David Sampedro defiende en el mercado vinos con rotunda personalidad. No es por cosas del azar. Su pasión por el viñedo y la defensa de las raíces familiares en la vitivinicultura son herramientas teóricas que en el caso de este hacedor de vinos se llevan a la práctica no sin esfuerzo.
La compleja uva graciano no podía pasar desapercibida para Sampedro y en su bodega alavesa de Elvillar, las lágrimas surgen de una maduración paciente, que según el propio vitivinicultor suele llegar allá por el mes de noviembre, buscando el mejor estado de la uva, de sobra es sabida su tardía puesta a punto en relación a otras castas.
Afirma Sampedro que no le obsesiona la intensidad de cromática en este vino y que por ello no utiliza un proceso de maceración con hollejos, evitando así más madera en su proceso de elaboración, en beneficio de su propia filosofía, integridad y frescura.
Y es cierto, si de algo puede presumir este Lágrimas de Graciano en su edición de añada 2014 es de refrescante sapidez cargada de concentración y longevidad en botella. Cuando ya han surgido más añadas de esta referencia, la del año 2014, recién descorchada en 2018, muestra unos parámetros envidiables de identidad varietal y de juventud, estructura y músculo.
Doce meses en depósito para un vino que adorna la copa de un cromatismo rojo picota con reflejos violáceos y grana de notable intensidad, expresa en la proximidad aromática nostalgias de fruta negra en sazón, flores violeta, lilas y un eje central de fragancia que recuerda guiños balsámicos en clave de regaliz y eucalipto. El perfume se prolonga con las muecas de fruta, flores y un tono de matorral silvestre. La boca abre con rasgos concentrados, la fruta puebla el avance, sabrosa acidez y un buen nivel de persistencia. Taninos dóciles aunque presentes, y ante todo esa estructura y ese equilibrio que presiden al unísono su paso por boca.
Retronasal que insiste en moras y ciruelas negras, violetas, madreselva y matorral, memorias de eucalipto y regaliz, buena sapidez en la prolongación.
Longitud y muy buenas sensaciones.
Lo califico en esta añada 2014 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

Comentarios