Ir al contenido principal

Bodegas Castillo de Sajazarra In Vita Rosé 2016.


Puntos El Alma del Vino ... 16(20).

A lo largo y ancho de mi última visita a la bodega Castillo de Sajazarra, en la coqueta bodega en donde Jabier Marquínez y Alvaro Ruanes suelen recibirme como geniales anfitriones, decidieron que era oportuna una mini vertical del vino rosado In Vita, ese bello y brillante bombón floral, que añada tras añada sorprende a quien le sigue de cerca, con alternancia de protagonismos, fruta y flores, como en un afinado jardín de residencia estival. He incluido en el encabezado de esta entrada un enlace a mi crónica de cata referente a la edición de vendimia 2015 de este vino, más contemporáneo con retina, nariz y paladar en aquel mes de abril de 2016, cuando pude catarlo en primicia por vez primera. Hoy en día algo más maduro en cromática, con algunos lógicos perfiles convulsos propios del paso del tiempo y de sus efectos en un vino rosado que apunta lozanía y que por regla no escrita no son aptos en exceso para guardas.
Syrah y garnacha de Alella, que Marquínez mima con mezcla de orgullo y pasión, se le nota enamorado de aquellas viñas catalanas. Y una añada, aquella, en mi opinión, marcada por los brotes y descriptores de fruta, muy por encima de rasgos florales. Una ópera prima que en su día califiqué en privado como juguetona, jugosa, educada en las formas y delicada, con feriadas intenciones destinadas al catador y consumidor final.
En la edición de añada nueva, la que surge tras la vendimia del 2016, nos encontramos con la segunda edición histórica de esta referencia, basada de nuevo en una proporción paritaria de las castas syrah y garnacha, como afirma el propio Marquínez con las uvas de syrah más maduras que el año anterior, repitiendo el proceso de elaboración y la vendimia manual, tras la que la fruta se mantiene en frío, aplicando después mesa de selección y prensa neumática, con un maceración mínima. Iniciada a continuación la fermentación alcohólica que se prolonga durante poco menos de treinta días, permaneciendo sobre lías durante cuatro meses adicionales.
En copa parada afirma una cromática rosa frambuesa, con buen brillo y reflejos asalmonados y más tenues cobrizos, nariz que descubre en la cercanía olfativa nostalgias de frutos rojos, tímidas esencias cítricas, con retornos de segundo plano en clave floral y silvestre, bien integrados junto al sello frutal, eje balsámico de la fragancia con un punto cremoso menos marcado que el resto de los descriptores. Perfume equilibrado que deja paso a una boca en donde la entrada apunta frescura, jugosas extensiones, buen despliegue de acidez, con los retazos de la fruta plasmados de un modo goloso, sazonado. Alcance bien sostenido y prolongado, en la fase retronasal abunda en nostalgias de cerezas, ciruelas rojas, piel de naranja, flores blancas, rojas y amarillas, centro silvestre y balsámico, suavidad anisada, asoma un lecho cremoso que da cobertura a la fruta creando un descriptor lejano de mousse de fruta roja. En efecto, es esta añada 2016 algo más floral, en mi opinión que la correspondiente a la vendimia 2015, pero sobre todo plantea en el paso mayor viveza en cuanto a los parámetros de acidez y en lo que a mi juicio es una fina expresión de la permanencia en lías, señas ambas que le dan mayor empaque.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bodegas Castillo de Mendoza Chirimendo MC 2017.

Puntos El Alma del Vino... 17’50(20).

Vino elaborado con el legendario método de maceración carbónica de una de mis bodegas predilectas en la denominación de origen Rioja. Base varietal mayoritaria de la casta tempranillo, con un cinco porcentual de viura, tal y como se elaboraba en el pasado en los mejores cónclaves vitivinícolas de la región de los Siete Valles. Fruta toda ella procedente de trabajos de vendimia en parcelas de la propiedad, con utilización de mesa de selección y fermentación de racimos enteros.
En copa parada exhibe un cromatismo violáceo intenso, nariz que percibe recuerdos de fruta roja y negra en sazón, punto aromático goloso y algunas notas de mermeladas. Flores y lavanda, con fondo balsámico pleno y largo, redondeando el perfume.
Boca que abre con mucha sustancia de fruta, línea de frescura con una traza contenida de acidez y un registro que apuntala una retronasal en la que abundan evocaciones de fresas y moras, guiño cítrico no muy marcado, demostrando unión …

Viñas de Piedrahita 760 Sin Sulfitos Añadidos Cosecha 2015.

Puntos El Alma del Vino... 16(20).

Dicen los viejos del lugar que las uvas de Villalba de Rioja tienen un porte especial, de hecho el viñedo de esta zona occidental de Rioja Alta tiene fama de ser junto al de la Sonsierra, uno de los niños bonitos de la denominación de origen de los siete valles.
Los majuelos singulares de la ladera sur de los Montes Obarenes y en este caso la benemérita contribución de uno de ellos, la finca El Escaño de Atamauri, propiedad de Nuria Martinez y trabajada con especial cuidado y detalle por su hermano Gonzalo, se convierten en auténticos templos de la casta tempranillo de Rioja, tal y como ya afirmó en cierta ocasión el gran maestro Manuel Ruiz Hernández, ingeniero agrícola, experto en suelos, incansable investigador y magnífico catador. Suelo, clima y viníferas, no hay criterio más cierto.
Viñas de Piedrahita, proyecto familiar que corre a cuenta de Belén y Curro, elabora este vino tinto en base a un componente varietal mayoritario de tempranillo de Villa…

Champagne Tarlant Zero Brut Nature.

Puntos El Alma del Vino .. 17’50(20).

Segunda de las referencias de las que pude disfrutar en compañía de un reducido grupo de afortunados, durante la reciente visita del Bureau delChampagne en España a la Escuela de Hostelería de Leioa, situada en el campus universitario de Bizkaia. En una cata comandada por el siempre genialJordi Melendo estebrut nature zero demaison Tarlant despuntó por lo que yo considero es una seña de identidad de la mencionada bodega, el músculo de sus referencias.
Los vinos espumosos de Tarlant, al menos los que yo he podido catar hasta el presente, defienden con orgullo una traza de acidez singular, amplia y al tiempo equilibrada, un gesto emocionante en el que la viveza y el nervio se unen para sorprender al paladar, llenándolo de frescura y matices.
Afirmación, firmeza y un clamoroso punto de rotundidad en el avance por boca.
Elaborado a tercios proporcionales con las tres varietales más habituales en la apelación, chardonnay, pinot noir y pinot meunier, usa…