Abel Mendoza Malvasía 2016.


Puntos El Alma del Vino ... 18(20).

Seduce el instinto romántico de esta referencia que Abel Mendoza defiende en el mercado, nostalgias del viñedo riojano que se hacen presente y futuro, recuperando la malvasía, una uva blanca que sufrió un pasado injusto, tocada por el maldito azar de la botritis que la convirtió en casta sensible y la sombra negra de los rendimientos bajos.
El vitivinicultor riojano plantea este monovarietal con fruta procedente de cepas que acreditan más de cincuenta años de edad, asentadas en suelos de composición arcillo calcárea. Selección mimosa del grano, buscando cánones de excelencia, circunstancia esta que es habitual en el modo de trabajo de Mendoza, algo que se nota en el producto final.
El gran secreto de este hombre de vino nace en dar valor a la tierra, al viñedo, y dignificar sus labores y el fruto de la viña.
Exigencia personal, disciplina inquebrantable y amor por sus diferentes parcelas, distribuidas en diferentes zonas de Rioja, a las que aplica una agricultura que enlaza con una ecología no reconocida, porque como él bien manifiesta mis métodos son más exigentes y fieles que los de cualquier normativa.
Fermentación en barricas de roble francés con removido de lías, durante un periodo de entre cuatro y cinco meses. En copa parada exhibe un cromatismo amarillo brillante y ligeramente dorado, buen despliegue aromático en nariz a cuya proximidad surgen notas frutales y florales, balsámicos en el centro del perfume, suaves tostados y algún guiño especiado que compite con esencias de mantequilla francesa. En todo caso el punto principal en nariz es cítrico y floral.
Boca que abre amplia y untuosa, con un buen lineal de acidez, frescura en el avance, con percepción sabrosa y buena persistencia.
La retronasal despunta con memorias de limón y camomila, primavera campestre, guiños que recuerdan a moscatel, anisados balsámicos, retazos de madreselva, pimienta y toffee, aunque estas evidencias por detrás del mayor aporte organoléptico, fruta y flores, deslizadas sobre un plano de cremosidad.
Buen empaque para un vino que en esta añada 2016 merece el calificativo de entre muy recomendable y más que muy recomendable.



Comentarios