martes, 12 de diciembre de 2017

Viñas y Vinos Alegre Valgañon Añada 2015.


Puntos El Alma del Vino ... 18 (20).

La zona de Obarenes, al norte de la denominación de origen Rioja, tiene unas condiciones telúricas especiales que la convierten, en mi opinión, en un paraje casi mágico. Desconozco si Eva Valgañón y Oscar Alegre podrían ser considerados como druidas ó alquimistas, lo que sí considero tras catar y degustar uno de sus vinos, es que hay mucha personalidad en él.
Tanta que es una de esas referencias del presente en la denominación de origen que se presenta en la mesa y tarda poco tiempo en dar por concluida su total degustación, desembocadura de un apicotado afluente entre los labios de los presentes, boca y lengua agradecidas.
La botella vacía y con buenos manjares como escolta, una lleva a otra.
Base de la casta tempranillo, fruta vendimiada en los términos de Fonzaleche y San Vicente de la Sonsierra, dando espacio a un aporte menor de uvas de garnacha procedentes de una zona de la que el recién fallecido Ezequiel García profería siempre exclamaciones de emoción y gratitud, Cárdenas.
La filosofía de vinos realizados en base a fruta vendimiada en plantas asentadas en suelos variables, con areniscas, margas arcillosas, limos y componentes calcáreos, logra que la personalidad de este Alegre Valgañón en su edición de añada 2015 deje escapar ese empaque de personalidad de la que hablo. A partir de ahí que nadie espere palabras grandilocuentes ó endomingadas por mi parte. Una copa de buen vino lo las requiere. Acero inoxidable para el proceso de fermentación alcohólica y dieciocho meses de maduración en barricas de madera de roble francés. Incluye maceración y maloláctica espontánea.
Tras el descorche inicial y primer servicio se asoma en copa con un cromatismo picota de notable intensidad, nariz que recibe memorias de fruta roja y negra en sazón, con insinuaciones de toffee y algunos especiados suaves y dulces. Buen acople aromático con la fruta que en su perfume va de menos a más. Se alza con elegancia y domina el perfume. Boca sabrosa, con la traza de acidez aportando frescura y músculo. Amplio y rotundo, taninos maduros y afinados, intenso en su recorrido. La retronasal acredita los golosos guiños de cerezas y arándanos, dejando escapar a continuación gestos de naranja en confitura y caramelo, vainilla y muy finos lácteos.
En la retaguardia descubro un recuerdo de mermeladas, higos y ciruelas rojas, muy buena llegada y alcance y firme sapidez.
Lo califico en esta añada 2015 entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Valor seguro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario