domingo, 9 de julio de 2017

Finca La Rinconada Barcolobo Tinto 2013.




http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2016/09/barcolobo-finca-la-rinconada-vinedos-y.html

Comienzo esta entrada del blog con mis conclusiones acerca de la edición de añada 2012 de este Barcolobo de Finca La Rinconada, dominio vitivinícola localizado en el término municipal de Castronuño, tierra de vino en donde los galdarros, gentilicio, trabajan el campo y la bodega con mimo y muchos años de andadura a sus espaldas.
Hoy traigo al blog mis impresiones sobre la edición de vendimia 2013, vino tinto elaborado en base a una proporción mayoritaria de la casta tempranillo, con aportes complementarios de syrah y cabernet sauvignon, fruta que se cosecha en cepas ubicadas en la reserva natural Castronuño-Vega del Duero, a una altitud media de setecientos cinco metros sobre el nivel del mar, asiento en suelos de componente franco arenoso, canto rodado en superficie y escasez de materia orgánica. Tras la vendimia se traslada la fruta en condiciones apropiadas de temperatura a bodega, procediendo con un suave despalillado sin estrujar la uva, comenzando a vinificar de modo independiente en función de cada variedad, con siete días de maceración previa a la fermentación, usando en esta levaduras indígenas y controlando la temperatura durante un tiempo de dieciséis jornadas. Maloláctica posterior en barricas de madera de roble francés, inoculando bacterias lácticas. Maduración de doce meses en el tipo de continente ya citado, con un cuarenta por ciento de madera nueva, el resto de segundo y tercer año, grano muy fino y tostado medio. Se realizan tres trasiegos que coinciden con los cambios lunares.
Tras el descorche y en copa parada exhibe tonalidades picota con reflejos violáceos suaves y purpúreos, nariz que amanece en la proximidad con nostalgias de fruta roja en sazón, especiados dulces en segunda instancia, sensaciones de flores rojas y violetas, caramelo y balsámicos que sea alían en la continuidad, equilibrio en la fragancia, finalizando con retazos que memoran tostados, miga de pan y algún brote silvestre. Buena complejidad, la fruta siempre alzando la cabeza por encima del resto de descriptores. Boca jugosa y fina, buen despliegue de acidez, decreta cauces de frescura en el avance, buena prolongación, con los taninos golosos y maduros, apreciable persistencia. La retronasal habla de cerezas y ciruelas rojas, pétalos de rosas rojas, brillos de panadería y caramelo, eje de regaliz y torrefactos amables que se dejan acompañar por testigos de matorral. Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable. Me parece ligeramente superior a la añada precedente, más complejidad y mejores esbozos varietales en lo que respecta a la proporción de syrah que compone su espíritu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario