viernes, 14 de julio de 2017

Château Haut-Bages Libéral 2012.




http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2012/03/chateau-haut-bages-liberal-2005.html

Es esta una referencia que en diversas añadas ya he catado con anterioridad, alguna de esas ediciones de vendimia incluso en primeur durante una de mis aproximaciones pretéritas a tierras bordelesas.
Abro esta entrada con mis conclusiones de cata referentes a la añada 2005 en un enlace que dirige directamente al día 31 de marzo de 2012. Château Haut-Bages Libéral, dominio acogido a la apelación Pauillac, que se localiza en las colinas de Bages, justo en el límite entre la apelación mencionada y la vecina Saint Julien. En la actualidad Claire Villars-Lurton, tras pasar su propiedad desde el siglo dieciocho por diferentes dueños, es quien dirige la maison, conjugando esa administración con Château La Gurgue, Château Ferriere y Château Domeye.
Elaborado con un setenta porcentual de cabernet sauvignon y un treinta de uvas de la casta merlot, utilizando en su vinificación depósitos de acero inoxidable y de cemento, con maloláctica y maduración que en un cuarenta por ciento se lleva a buen término en barricas de madera nueva de roble francés, disponiendo para ello de un tiempo que oscila entre los catorce y los dieciocho meses, siempre en función del criterio enológico de sus responsables.
Tras el descorche y en sus primeras expresiones demuestra buenos brillos de fruta, precisa algunos instantes de aireación y tras ellos y la escena de tonalidades picota con reflejos púrpura y grana, afirma en la proximidad aromática nostalgias de fruta roja en sazón, especiados y tostados que uniendo en parte su relato olfativo dan paso a un eje de fragancia balsámico, con señas de regaliz, retornos suaves confitados y una equilibrada sensación en donde la fruta manda, bien adaptada a las influencias del roble.
La boca abre intensa, tal vez sea esta añada del vino una de esas que va de más a menos, pero siempre perfilando bien la traza de acidez, con volumen y dosis sabrosas de frescura, sin dejar de acreditar una  punta de cálidas notas que sirve a la causa y que se integra en el conjunto. Tanicidad amable, golosa y pulida, la persistencia es correcta aunque tal vez se le pueda pedir un grado más alto.
La retronasal habla de cerezas y ciruelas rojas, algún brillo de arropes, con vainilla y frutos secos tostados, balsámicos en el eje y media sapidez final.
Lo califico en esta edición de vendimia 2012 como recomendable.
Ni es la mejor añada de Château Haut-Bages Libéral, ni posiblemente la peor de ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario