domingo, 23 de julio de 2017

Azienda Agricola Cos Frappato 2015.





Aunque esta bodega siciliana tuvo en el momento de su fundación, año 1980, tres propietarios, Strano Cirino, cuya vocación de profesional de la medicina era insalvable, decidió cinco años más tarde coincidiendo con su graduación, abandonar el proyecto dejando al frente a sus dos compañeros, Giambattista Cilios y Giusto Occhipinti que adquieren Villa Fontane, espacio ubicado en Cerasuolo di Vittoria, en la Ragusa siciliana, con los valles cercanos de Cava San Leonardo y Cava Santa Domenico dando escolta a este rincón del sur de Italia. Los ríos Ippari y Dirillo descienden desde los montes Iblei, roca caliza blanca, con presencia en algunas zonas de componente volcánico y más hacia la costa, areniscas que en en este lugar de Sicilia se denominan giuggiulena. En el año 2005 los dos socios adquieren una finca anexa, Villa Fuentes, sumando a su propiedad veinte hectáreas más de viñedo. Cilios y Occhipinti mantienen criterios de agricultura biodinámica y utilizan para sus elaboraciones ánforas que de un modo progresivo han sustituido a la madera en los procesos de maduración. Un ejemplo de ello es este vino tinto monovarietal, basado en la casta frappato di Vittoria, una peculiar variedad, que por momentos y en un plano únicamente estético recuerda a la pinot noir en lo que a las tonalidades visuales se refiere. Los vinos que aparecen a partir de esta uva son delicados, llenos de sutileza, no excesivamente expresivos en la nota olfativa aunque dan lugar a amplios análisis comparativos con los surgidos de otras variedades. No está claro el origen de la frappato, de hecho hay teorías que acreditan su procedencia de España y otras que la relacionan de lejos con la sangiovese. Tras la vendimia, se procede en bodega con una selección del fruto, que se cosecha en viñas asentadas en suelos de componente arenoso, a doscientos cincuenta metros de altitud sobre el nivel del mar. Fermentación alcohólica espontánea con pieles y usando levaduras indígenas, que tiene lugar en depósitos de cemento, donde permanece en capítulo de afinado durante un año. En copa parada perfila un cromatismo picota ligero, con reflejos suaves rubí y grana, nariz que despega son recuerdos de frutos rojos silvestres, buena maduración, matices florales en segunda escena, matices especiados que intuyo varietales, con nostalgias de canela, reportes muy en clave primaveral, campestre. Balsámicos en el frente aromático y un final que sobresale portando venturas de mineralidad, porte salino. La boca abre suave, con proyecto de sutileza, media alta nota de acidez, tanicidad no muy marcada, algunos guiños untuosos y una persistencia débil en las formas y más intensa en el fondo. Retronasal que habla de fresas de mata y grosellas, gesto cítrico, con flores rojas en la segunda instancia gustativa, centro de regaliz, canela y un epílogo que conjunta notas de flora campestre con guiños minerales y de sutil amargor, que prolongan su expresión.
Lo califico en esta añada 2015 entre recomendable y muy recomendable.












No hay comentarios:

Publicar un comentario