lunes, 24 de julio de 2017

Alta Alella Privat PB Blanco 2016.




Al inicio de la década de los años noventa, el matrimonio formado por el enólogo Josep María Pujol-Busquets y su esposa Cristina Guillén deciden adquirir la finca Can Genís, localizada en la zona agrícola del Parque Natural de Serralada de Marina, a medio camino entre los términos municipales de Alella y Tiana. Un bello escenario que se organizaba en lo que al viñedo se refiere en laderas y terrazas, enmarcadas en una extensión de seis hectáreas de terreno cultivado. En el presente y con las nuevas generaciones de la familia ya en actividad, las dos hijas de la pareja, Mireia y Georgina, la primera bióloga y la segunda farmacéutica, la superficie de viñedo ha aumentado hasta la veinticinco hectáreas, acreditando manejos de agricultura ecológica y con el beneplácito rodeo de una biodiversidad y un ecosistema dignos de admiración. Influencia mediterránea, con una altitud que oscila entre los cien y los doscientos cincuenta metros sobre el nivel del mar, y suelos de sauló, acidez con bajos niveles calcáreos, poca materia orgánica y escasa retención hídrica.
El Privat PB Blanco, en su edición de vendimia 2016, es un vino blanco seco monovarietal de la casta pansa blanca, también conocida como xarel.lo, que se origina mediante una vendimia manual con selección del fruto, llegando a bodega y procediendo en primer lugar con una maceración pelicular en frío, siguiendo con un prensado suave, hasta la obtención del mosto flor. Después se lleva a buen término la fermentación alcohólica, desplegada en depósitos de acero inoxidable, controlando la temperatura. Desprendido el tapón de rosca y tras el primer servicio en copa, pincela un cromatismo amarillo pálido y brillante, con reflejos acerados y tímidos cetrinos, dejando que la proximidad olfativa recoja nostalgias cítricas, fruta blanca de pepita, flores y guiños silvestres más moderados en segunda instancia, abriendo en el centro del perfume motivos de hinojos y motivando en la continuidad memorias de almendra fresca y un epílogo que expresa salinidad.
Entrada en boca que asoma en el inicio con muecas de frescura, buen equilibrio entre golosa fruta, esbozos salinos y amargosos sugerentes, prolongada sensación en el paso, con llegada y alcance bien motivados. Fluidez durante el avance, en la retronasal marca evocaciones de limón, pera, manzana verde, motivos florales y herbales muy sugerentes, con el anisado central que se deja acompañar de almendra y nuez frescas, y en el punto final un guiño de salinidad que prolonga sus sensaciones.
Lo califico en esta añada 2016 como muy recomendable.
Franqueza varietal, digna siempre de reconocimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario