lunes, 12 de junio de 2017

Vivanco Rosado 2016.




Base varietal mayoritaria de tempranillo con un aporte complementario de uvas de garnacha para un vino rosado que se elabora mediante la tradicional técnica de sangrado, el saignée francés, derivada de la fermentación del vino tinto con la pertinente pigmentación procedente de los hollejos y la apertura de grifo del depósito, permitiendo de este modo el flujo por gravedad del mosto rosado. Antiguamente y de un modo peculiar se utilizan sarmientos, los cuales colocados dentro del depósito servían de efectivo filtro, facilitando en alguna medida la extracción. En el presente sirve a tal fin una rejilla que retiene los sólidos.
Tras la vendimia manual del fruto, se estruja este en bodega, permaneciendo en contacto con los hollejos durante un periodo máximo de un día, maceración que deja espacio posterior al sangrado, pasando a otro depósito donde realiza la fermentación alcohólica con control de temperatura.
En copa parada afirma tonalidades rosa brillante con reflejos cobrizos y grosella, alzando en la proximidad aromática nostalgias de fruta roja en sazón, recuerdos florales en segunda instancia, guiño cítrico y un fondo balsámico que redondea la fragancia. Entrada en boca apacible, con rasgos cítricos que ayudan a un resultado refrescante en el paso, seña de media alta intensidad en la acidez, lecho untuoso, con buen alcance. La fase retronasal conjunta los descriptores de cerezas y ciruelas rojas, con algunas credenciales procedentes de la garnacha, que apuntan destellos cítricos, naranja. Más lejanos recuerdos de manzana roja, con brote floral en segundo plano y una ferviente memoria balsámica, en donde resinas e hinojo se conjuran para darle más proyección.
Correcto en las formas, lo califico en esta añada 2016 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario