lunes, 5 de junio de 2017

Verónica Ortega Quite Mencía 2015.



http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2015/04/veronica-ortega-quite-mencia-2013.html

Escuchar a Verónica Ortega hablando de sus elaboraciones transmite credibilidad. Y es que cuando alguien trabaja con dosis de pasión, el algodón no engaña. Puedes frotar sobre la etiqueta y el vidrio, y después cuando el primer servicio en copa tiene lugar, la expresión de franqueza descubre la certera dosis de personalidad capaz de encandilar. Andaluza de Jérez, Ortega es una mujer ilustrada por su pasado laboral que comprende bodegas y nombres propios de la talla de Alvaro Palacios, Niepoort ó Domaine de la Romanée Conti.
El año 2010 llega al Bierzo cargada de ilusión y comienza a cultivar viñas viejas de más de ochenta años en el término municipal de Valtuille de Abajo. Manejos de agricultura ecológica en parcelas asentadas sobre suelos de componente arcillo arenoso y presencia amplia de minerales.
Quite Mencía en su edición de añada 2015 contempla el carácter de Ortega en sus procesos de vinificado, con una porcentaje pasado por fermentación del racimo entero y criado de modo paritario, cuatro meses en barricas de madera de roble y cuatro en ánforas, procediendo después de ese periodo al ensamblaje. Verónica habla de la cerámica como la artífice ideal para lograr mantener la desnudez varietal en un vino, logrando que la madera ejerza su papel conciliador, sin venirse arriba.
A partir de ahí, en copa parada pincela un cromatismo picota de notable intensidad, con reflejos púrpura, nace en la proximidad olfativa un amplio recuerdo de frutas negras y rojas en sazón, con segundos aportes de pétalos florales y algún atisbo de té en infusión. Eje de perfume balsámico, con algunas señas tostadas menores y un fondo que mantiene la viveza frutal en todo momento.
Frescura en la aromática, bien equilibrada, que deja paso en boca a una buena linea de acidez, prolongada y sostenida, aportando jugosidad y desplegando unos golosos taninos, afinados y ligeros. Estupenda persistencia, con la fase retro nasal hablando de moras y cerezas, flores violetas y guiños silvestres y de tisanas, regaliz, dejando en el final señas de frutos secos tostados y una escultural sapidez. Añada 2015 que exhibe músculo y empaque y que califico como muy recomendable.
Una mencía cristalina y llena de viveza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario