lunes, 12 de junio de 2017

Tomás Cusiné Auzells 2016.




Es esta una de esas referencias que suelo incluir en mi blog a medida que van pasando las añadas, una tras otra. Este hombre de vino, que ejerce su actividad elaboradora en la antigua cooperativa de El Vilosell, con viñas en altitud localizadas en plena Sierra de La Llena, se llama Tomás Cusiné y desde el año 2003 realiza su trabajo con el empeño personal de defender en el mercado vinos estructurados, con identidad, llevando a la copa del consumidor ese plus que diferencia la simple normalidad de la excelencia. Me gustan habitualmente sus vinos, sobre todo porque demuestran personalidad, algo que por desgracia no se aprecia en todas aquellas referencias que uno va probando con una regularidad casi diaria. Esa personalidad que algunos distinguimos y apreciamos, puede que con una percepción subjetiva, pero siempre noble y aderezada de buena fe.
Multivarietal, vino blanco seco, que surge de una conjunción de uvas de las castas macabeo, riesling, sauvignon blanc, albariño y chardonnay, fruta que se vendimia en cepas asentadas en suelos de componente variado, calcáreo, estructuras francas y franco limosas, grava en superficie y arcilla en el subsuelo.
Vinificado de modo individual en función de cada tipo de variedad, con fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura, criando con permanencia sobre lías durante un periodo de tres meses, aportando una parte minoritaria que madura en barricas de roble.
En copa parada exhibe un cromatismo amarillo pálido brillante, con algunos reflejos cetrinos y pajizos, marcando en la cercanía olfativa nostalgias cítricas, con insinuaciones de pera de agua y fruta blanca con hueso, segunda instancia en la que destaco memorias florales blancas, ligera traza balsámica y un fondo silvestre y mineral que se recrea, redondeando la fragancia.
Boca que abre golosa, la fruta alzada en primer plano, con acidez bien prolongada y despliegue de frescura. Paso graso y volumen apacible, dejando en la vía retronasal anotaciones frutales cítricas y blancas con hueso, jazmín y matorral silvestre, hinojos y un fondo de mineralidad que se expresa con carácter salino.
Buen alcance y llegada, lo califico en esta edición de vendimia 2016 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario