sábado, 17 de junio de 2017

Soto Manrique Naranjas Azules Garnacha 2016.




El proyecto personal de un comerciante de vinos, Jesús María Soto, y su esposa, da vida a partir del año 2012 a Soto Manrique, elaboradores con una filosofía de identificación por variedades y suelos, estos siempre de composición arenosa, con ocho hectáreas de plantación en propiedad, de las que tres están dedicadas a la garnacha, uva que forma la base única monovarietal de este vino rosado bautizado como Naranjas Azules.
Con el estandarte de la denominación de origen Vino de la Tierra de Castilla y León, la fruta se vendimia en modo manual en una parcela localizada a una altitud de setecientos ochenta metros sobre el nivel del mar, cepas asentadas en suelos de composición franco arenosa, floraciones calizas y pobre en materia orgánica. Influencia climática continental extrema, con las características propias de la zona del Valle del Duero. Su elaboración en bodega se inicia con un prensado de la fruta, encubado sin contacto con los hollejos y una fermentación alcohólica que se despliega en depósitos de acero inoxidable, controlando la temperatura.
En copa parada afirma un cromatismo rosa pálido, con buen brillo y matices asalmonados suaves y piel de cebolla, nariz de buena intensidad inicial, recoge recuerdos de frutos rojos en sazón, algunas señas cítricas ligeras, flores rojas y eje balsámico que describe con prolongación aromática destellos anisados de hinojo. Arranca en boca con suavidad, va de menos a más, se aprecia una buena y larga traza de acidez, con golosas notas en el paso y un guiño cítrico que aporta alcance y llegada y que junto a testigos de cerezas y fresa de mata, decreta evocaciones de naranja y un punto de manzana roja. Buenos apuntes de flores rojas en segundo plano, enlazando con hinojo y una clave que defino como silvestre. Ritmo sostenido durante toda la cata, sin embargo aprecio cierto desequilibrio si es que puede llamarse así, entre su cauce de acidez y sus golosas percepciones gustativas acreditadas en el avance, que por algunos instantes me resultan edulcoradas en exceso. Lo califico, por ello,  en esta edición de cosecha 2016 como aprobado justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario