viernes, 16 de junio de 2017

Ramón do Casar Treixadura 2016.




Proyecto familiar a cargo de tres hermanos, Ramón, Etelvino y Javier González Sabucedo, siendo este último el principal valuarte laboral del mismo, contando para ello con una plantación de viñedo que data del año 2000 y que ocupa una extensión de terreno de ocho hectáreas.
Pablo Estévez en las labores de enología, buscando siempre el respeto a la identidad de la variedad que da luz al vino, vinificando con una fermentación alcohólica que se desarrolla en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura, permaneciendo en contacto con sus lías durante un periodo elegido según los criterios del enólogo.
En copa parada describe una cromática amarillo pálida y brillante, con glaucos reflejos, desplegando en su proximidad olfativa recuerdos cítricos, con continuación de memorias a ciruelas claudia maduras, pera y lichis, manzana en menos intensidad y registros florales, silvestres y balsámicos en segunda instancia. Buenas notas de fragancia, que dejan paso a una entrada en boca que apunta buena condición de la fruta, resulta goloso en el paso, con una media nota de acidez, esta por momentos cobijada tras los guiños dulces de la fruta. Tiene alcance y una llegada final que me resulta ajustada, asomando en la fase retronasal evocaciones de limón, fruta blanca de pepita, algunos brillos tropicales y las ciruelas claudia estivales en sazón. Pétalos florales blancos y amarillos, anisados en el eje gustativo, tal vez pudiera pedirle algunas claves mayores de equilibrio entre acidez y dulzor, ya que la primera de ellas me ha parecido un tanto huidiza.
Lo califico en esta edición de vendimia 2016 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario