viernes, 2 de junio de 2017

Bodega Nekeas Blanco 2016.




Una referencia más de Nekeas, con la enólogo Concha Vecino al frente de las actividades de elaboración, mujer comprometida con el viñedo y que en la página web de la bodega expresa de un modo brillante cual es su función : me siento como una mediadora que traduce el lenguaje de las cepas al lenguaje del vino, y esa es una sensación muy placentera.
El Valle de las Estrellas, al cobijo galante de Valdizarbe, con el monte Chaparro y su legendaria piedra triangular que indica el centro geográfico de la comunidad foral navarra, con la no menos legendaria seña del aún poco conocido asentamiento prehistórico de Gazteluzar y en prolongación el yacimiento arqueológico de las Nekeas de Añorbe, que prestan su nombre a este dominio vitivinícola enclavado en un paraje que expresa naturaleza y equilibrio biológico.
El vino blanco seco de Nekeas en su edición de vendimia 2016 se elabora con una conjunción varietal de las castas chardonnay y viura, con origen en la primera de ellas en el fondo del valle, frescura, y en la segunda en las laderas sur y sureste del mismo emplazamiento, nacidas en cepas asentadas en suelos pobres. Tras la vendimia se procede en bodega con elaboraciones independientes, mediando maceración pelicular en frío, obteniendo el mosto utilizando el método de sangrado. Fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable controlando la temperatura.
En copa parada emite destellos amarillos pálidos y brillantes, con algunos reflejos acerados. Nariz que expresa nostalgias cítricas, manzana golden y ciruelas claudia, con algunas aproximaciones a membrillo, suavidad herbal, algunos pétalos florales blancos y amarillos, suaves brisas de hinojo y almendra fresca. Buena y equilibrada complejidad olfativa que deja paso a una boca gustosa, amplia en su avance, con alguna seña ligera de salinidad, buen despliegue de acidez, apuntala condición de juventud y frescura, con un paso medio graso y buenos créditos de alcance y llegada al final.
Retronasal que insiste en descriptores de limón, fruta blanca de pepita, carne de membrillo y ciruelas claudia en sazón, retazos herbales y florales, con centro gustativo balsámico y los frutos de cascara frescos ya definidos en la vía aromática.
Finaliza con salinidad y longitud.
Lo califico en esta añada 2016 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario