miércoles, 17 de mayo de 2017

Bodegas y Viñedos Nekeas Cepa por Cepa de Nekeas Garnacha 2015.




Bajo la responsabilidad enológica de Concha Vecino, y con el apoyo de varios vecinos agricultores de la población navarra de Añorbe, al cobijo de Valdizarbe, bautizado con el simbólico a la par que romántico calificativo de Valle de las Estrellas, surge este Cepa por Cepa, referencia monovarietal de la casta garnacha, que en su edición de vendimia 2015 he catado con la concentración necesaria. Me encantan las garnachas peculiares, esas que te guían por los cauces de la excelencia, que comparten contigo algo más que el sabor de un vino, trasladando la personalidad de una zona y un terruño. Y es que Nekeas administra cepas viejas, más de sesenta años de media, localizadas en la cima del valle, con la preciosa cercanía de chaparrales e influencias climatológicas cantábricas y mediterráneas.
Uvas vendimiadas en modo manual, con traslado a bodega y vinificado que incluye fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable controlando la temperatura y macerando durante quince días, de los que siete son en frío. Maloláctica posterior y breve maduración de tres meses en barricas de madera de roble francés. Tras el descorche, en copa parada muestra una cromática picota intensa, con reflejos purpúreos, nariz que recoge nostalgias de frutas rojas maduras, matices silvestres en segunda instancia, apunte balsámico en el centro del perfume, con aromática de mineralidad terrosa en el epílogo de la fragancia. En una segunda cercanía olfativa descubro guiños de naranja en arrope y algunos brillos de caramelo y torrefactos, aunque estos dos testigos menos marcados que el resto. Buena complejidad, deja siempre que la fruta respire, siendo la protagonista indudable y principal. Boca jugosa, la fruta arma el avance, despliega frescura, sabrosa acidez mantenida y prolongada en clave de media alta intensidad, taninos suaves y golosos, estupenda y fina persistencia.
Retronasal que habla de cerezas, ciruelas rojas, sensación cítrica de mermelada de naranja, algunas hierbas aromáticas, anisados y caramelo, finalizando con una sugerente expresión de terrosidad.
Lo califico en esta añada 2015 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario