jueves, 25 de mayo de 2017

Bodegas Enrique Mendoza Estrecho Monastrell 2014.




Estrecho Monastrell en su edición de añada 2014 es un vino tinto monovarietal elaborado a partir de una selección de uvas vendimiadas en el paraje denominado Estrecho de Pipa, localizado en el alicantino término municipal de Villena. El vitivinicultor Enrique Mendoza mima su pago de cepas viejas de monastrell ubicadas a setecientos metros de altitud sobre el nivel del mar. con una filosofía de bajos rendimientos, ensalzada por suelos de componente aluvial arenoso.
Influencia climática mediterránea en un vino que se acoge a la denominación de origen Vinos de Alicante y a la asociación de fincas vitícolas Grandes Pagos de España y en el que tiene presencia fruta que ha nacido después de tratamientos basados en técnicas como la dendrometría, control del estrés hídrico de las vides, y la viticultura de precisión.
Concepto residuo cero que Mendoza dirige en el campo, sin reservas y con evidente orgullo.
Vinificación tradicional con una maduración de quince meses en barricas de madera de roble francés Allier, dando lugar a un vino que en copa parada afirma una cromática picota intensa, con reflejos grana, nariz envuelta en nostalgias de fruta roja y negra en sazón, segunda instancia de excelsa complejidad apareciendo evocaciones silvestres, especiados y balsámicos, bosque mediterráneo, terrosidad, tabaco y algunos tostados finos que recuerdan a cedro, a incipiente caja de puros, sin recrearse en este descriptor, pero dejando escapar su esencia inequívoca. La fruta manda, pero en su cercanía hay espacio para un apacible y equilibrado guiño del roble que le aporta una sugerente complejidad. Arranca en boca con buena concentración de la fruta, jugoso y sabroso, despliega una larga traza de acidez, es de esos vinos que hace salivar, con frescura y calidez alternativas, apunto dulzor, con la fruta de testigo, envolvente y con un punto de astringencia nada molesto. Taninos golosos y marcados, por momentos parece como si la fruta pudiera masticarse. Muy buena persistencia, buen volumen y una fase retronasal que habla de ciruelas rojas y negras, cerezas, notas golosas muy agradables, tomillo y brezo, regaliz balsámico y alguna memoria de pimienta, incorporando en la continuidad retornos de hoja de tabaco y naturaleza silvestre. En el epílogo nacen evocaciones de ebanistería y un sabroso apéndice mineral que habla de piedra de río.
Lo califico en esta añada 2014 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario