lunes, 29 de mayo de 2017

Bodegas Enate Tapas 2016.





Presentado con un dibujo del artista aragonés Daniel García Nieto en la etiqueta, este Tapas de Bodegas Enate, en su edición de añada 2016, está elaborado con una base mayoritaria de la casta tempranillo, añadiendo ajustes ajustes complementarios de merlot y cabernet sauvignon. Tras una vendimia en modo manual, cuando la fruta llega a bodega se procede con un despalillado y estrujado suave, que preceden al inicio de la fermentación alcohólica desarrollada en depósitos de acero inoxidable, controlando la temperatura. Tras la siguiente maloláctica, se estabiliza y clarifica, finalizando con el embotellado.
Es este uno de esos vinos frescos y lozanos, ideales para la época del año que acabamos de empezar, calor y comidas estivales. Yo por ejemplo, quise acompañarlo con un arroz con almejas, sepia y chipirones, delicioso y con esos cauces marineros que siempre encandilan.
En copa parada muestra un cromatismo picota intenso, con reflejos violáceos, nariz que recibe nostalgias de fruta roja y negra en sazón, amplitud balsámica y algún escorzo láctico suave. Breve complejidad como corresponde a un vino tinto joven, pero con magnifica expresión y equilibrio.
La boca abre jugosa, fresca, con una larga y bien delineada traza de acidez, sensación cremosa en el paso, con sabrosa persistencia y golosos taninos afinados y serenos. La retronasal insiste en nostalgias de cerezas, fresas de mata y moras, eje gustativo de regaliz y el ya referido punto cremoso que le da profundidad. Buen alcance y llegada, lo califico en esta añada 2016 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario