jueves, 18 de mayo de 2017

Bodegas Borsao Tinto Joven 2016.




Bajo la sombra ancestral del Monasterio de Veruela, lugar en donde se hallaron documentos que acreditan labores de vitivinicultura en esa zona de Aragón ya en el siglo XIII, y con el sello de cooperativismo como cauce de unidad de intereses en aras de la supervivencia, Bodegas Borsao reúne uvas de las castas garnacha, tempranillo y cabernet sauvignon para expresar con lozanía la condición inequívoca de un vino tinto joven, fresco e intenso.
La personalidad desnuda de la fruta, sin aporte de madera, con la impronta de la fermentación en acero inoxidable, pincelando en copa parada destellos picota oscuros y violáceos, nariz en donde surgen recuerdos amplios de frutos rojos y negros en sazón, segunda instancia floral y centro de fragancia balsámico. Lógica complejidad aromática de los vinos jóvenes, sin más complicaciones que las debidas. Boca golosa, con la fruta llenando todos sus rincones, alcanzando el paladar con cierta rusticidad, media nota de acidez y magnífica frescura.
Persistente y con alcance, la retronasal abunda en evocaciones de moras y cerezas, fresas de mata, flores violetas, eje de regaliz y sapidez final.
Contundente y juvenil, lo califico en esta añada 2016 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario