viernes, 5 de mayo de 2017

Bodega Suertes del Marqués 7 Fuentes Cosecha 2015.




http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2013/06/bodega-suertes-del-marques-7-fuentes.html
http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2015/07/bodega-suertes-del-marques-7-fuentes.html

Nueva añada de una referencia habitual en mi blog, este 7 Fuentes de una de las bodegas canarias que más han hecho en pro del reconocimiento de una zona vitivinícola de la geografía española más maltratadas, en la mayor parte de los casos por simple ignorancia. Suertes del Marqués y el Valle de la Orotava, con el criterio ecológico profesional de Jonatan García Lima, Loles Pérez y Luis Seabra y las bondades de la finca El Esquilón, enclavada en la zona conocida como Las Suertes, diversidad de altitudes sobre el nivel del mar que oscilan entre los trescientos cincuenta y los setecientos metros. Cepas centenarias que se alternan con otras jóvenes y que dan vida a este vino tinto elaborado en base a una proporción mayoritaria de listán negro, con un aporte menor complementario, de tintilla.
Tras la vendimia se procede en bodega mediante un proceso de fermentado alcohólico que se desarrolla en depósitos de acero inoxidable y hormigón, control de temperatura y remontados diarios, utilizando levaduras autóctonas. Maloláctica desplegada en un sesenta porcentual, en depósitos de hormigón, y el resto en barricas de madera de roble francés Allier, capacidad de quinientos litros. Finaliza con una maduración que tiene lugar en idénticos continentes y proporciones durante un periodo de ocho meses. Vinificado independiente en función de cada parcelaria de origen con ensamblaje antes del instante mismo del embotellado.
Tras el descorche, y primer servicio en copa, pincela una cromática picota intensa, con reflejos grana y rubídeos, nariz que recibe sensaciones memorando fruta roja y negra en sazón, guiños de botica, ahumados tímidos y matices silvestres. Centro balsámico y continuidad de grafito, terrosidad, con algunos granos de café tostados y un gesto cítrico de fondo que recrea evocaciones de piel de naranja. Progresa y añade a los testigos aromáticos ya mencionados, un tono de salinidad que redondea su expresión. Boca suave, con una entrada que despliega jugosas notas y una longitudinal linea de acidez, equilibrio y buena estructura. Tiene sutileza y un punto de rusticidad, arma unos taninos golosos y finos, con la fruta imperando durante todo el ejercicio de cata. Magnífico en cuanto a persistencia y a concentración frutal. En la fase retronasal aventura nostalgias de cerezas, ciruelas negras y rojas, grosellas y piel de naranja, flores y naturaleza silvestre, avanzando hacia memorias balsámicas y conjugando en el epílogo sellos tostados y minerales que prolongan su capacidad expresiva. Lo califico en esta añada 2015 como muy recomendable.
Buena añada, buena galería de complejidad, aunque siempre con la fruta por delante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario