miércoles, 3 de mayo de 2017

Bodega Hermanos Peciña Señorío de P. Peciña Crianza 2012.



http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2014/01/bodega-hermanos-pecina-senorio-de.html

Siempre es un placer contrastar nuevas añadas de una referencia con las del pasado. Es lo que me ha sucedido con este vino tinto crianza de la denominación de origen Rioja, que la bodega sonserrana de los hermanos Peciña defiende en el mercado y que se elabora con una base mayoritaria de uvas de la casta tempranillo, con un aporte menor complementario de graciano y garnacha, fruta toda ella vendimiada en parcelas de la propiedad, que acreditan suelos de componente arcillo calcáreo y cuyas cepas tienen una edad media de algo más de cuarenta años.
Veinticuatro meses de maduración en barricas de madera de roble americano, previamente envinadas, mediando previa fermentación alcohólica y durante el periodo de crianza cuatro trasiegas barrica a barrica, con decantación de posos por gravedad y un afinado en botella que se prolonga durante dieciocho meses, antes de su salida al mercado.
Añada 2012 que en copa parada afirma una cromática picota con reflejos grana e insinuaciones rubídeas, nariz que recoge recuerdos de fruta roja en sazón, apunte licoroso, algunos guiños de arrope, deslizando sensaciones balsámicas y un fondo que reúne especiados dulces y tostados finos. En segunda aproximación aromática escenifica evocaciones de carbón vegetal, almendra tostada y miga de pan. La fruta roja siempre presidiendo la fragancia, la influencia de la madera de cerca, pero manteniendo buenas dosis de compostura y equilibrio.
Boca fina, abre con frescura y despliega un buen lineal de acidez, tiene el sello varietal de la tempranillo bien definido, abarca con ligereza el paladar y lo acaricia con notas licorosas, siempre moderadas, alzando los taninos que se muestran sabrosos y pulidos. Buen punto de persistencia, expresa en la retronasal testigos de ciruelas rojas y cerezas, guindas al licor, arropes, regaliz y leves anisados, facultando en el epílogo evocaciones de frutos secos tostados y leve panadería.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.
Amable y con el orgullo de los vinos finos de Rioja, prendido con escarapela en su expresión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario