viernes, 5 de mayo de 2017

Azienda Agricola Le Casematte Faro 2014.



Bajo el mandato de su fundador y propietario, Gianfranco Sabbatino, Le Casematte representa el perfil de bodega moderna, amplificada por un modelo de agricultura biológica, respetuosa con el entorno que rodea el viñedo que le surte de la fruta dirigida a la elaboración de sus referencias.
Con la cercana influencia del Estrecho de Mesina y con las cepas ubicadas en terrazas situadas a quinientos metros de altitud sobre el nivel del mar, los vientos procedentes del Jónico y Tirreno crean un microclima peculiar que facilita un sostenido equilibrio térmico entre la noche y el día.
Son poco más de diez hectáreas de plantación, con especial protagonismo para las castas nerello mascalese, nerello cappuccio, nocera y Nero d´Avola. Sabbatino comparte propiedad con el futbolista Andrea Barzagli, defensa de la Juventus de Turín.
La presente añada 2014 se fundamenta en una conjunción de las varietales citadas, acogida a la denominación de origen Faro, reconocida oficialmente en el año 1976, siendo la nerello mascalese mayoritaria con un aporte del cincuenta y cinco por ciento. Acredita una maduración de nueve meses en barricas de madera de roble francés, con un periodo de afinado en botella de seis meses más, antes de su lanzamiento al mercado.
En copa parada afirma una cromática picota intensa con reflejos grana e incipientes rubídeos, nariz que recoge nostalgias de fruta roja en sazón, algunos tonos de piel de naranja, segunda instancia floral, silvestre, concepto que recuerda a paseo primaveral por la montaña, tostados y balsámicos que se conjuntan y dan prolongación a la fragancia, brisa especiada de pimienta, perímetro con guiños muy sugerentes de tierra húmeda. Buena complejidad que alcanza con intensidad la nariz del catador, equilibrio y fruta roja salpimentada.
La boca abre con la fruta en primer plano, sabrosa y larga, concentrada y llena de vigor en el avance buena estructura, volumen y concentración, taninos golosos y pulidos, pequeña nota de astringencia que aporta una magnífica personalidad al vino. Muy buena persistencia, la retronasal es fresca, asoman recuerdos de grosellas, cerezas y ciruelas rojas, pétalos de flores silvestres, regaliz y pimienta, escena de frutos secos tostados, finalizando con la fruta roja amplificada con un punto de piel cítrica, y un epílogo de mineralidad, expresado en clave de salinidad y terruño.
Lo califico en esta añada 2014 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario