miércoles, 12 de abril de 2017

Ostatu Editora de Vinos Blanco 2016.



Bajo la responsabilidad enológica de Iñigo Sáenz de Samaniego, se elabora este vino blanco seco, que se afianza mediante una conjunción de las castas viura y malvasía, fruta vendimiada en zonas altas de viñedo ubicadas en los términos municipales de Samaniego, Laguardia y Leza, a una altitud media de quinientos ochenta metros sobre el nivel del mar con asiento en suelos de componente arcillo calcáreo y exposición cardinal sur, con la presencia en el subsuelo de roca blanca.
Climatología mediterránea con fuerte influencia atlántica y una edad aproximada de las viñas que oscila entre los treinta y los ochenta años.
Tras la vendimia manual se procede en bodega con un despalillado y un estrujado mecánico, a los que sigue un macerado de cinco horas en frío, continuando con el paso del mosto a depósitos de acero inoxidable, donde controlando la temperatura se lleva a buen término la fermentación alcohólica durante un periodo de veintisiete días. Estabilizado por frío, y conservación en los depósitos hasta el instante justo del embotellado.
En copa parada tras el descorche y primer servicio en copa afirma un cromatismo amarillo pálido, brillante y aportando reflejos glaucos, nariz que recibe nostalgias cítricas y de fruta blanca de pepita, con segunda instancia floral y ligeramente herbal, matizando en el centro del perfume notas balsámicas y algún guiño de almendra fresca.
La boca escenifica buen equilibrio, con la traza de acidez bien ensalzada, hay frescura y un punto goloso que junto a cierta nota de untuosidad recrea el paladar. Buena clave de persistencia, con la vía retronasal glosando sobre manzana verde y limón, ciruelas claudia en sazón, camomila y ortiga blanca, durillo, dejando en la prolongación señas de hinojo y almendra.
Buen alcance y viveza sostenida. Lo califico en esta añada 2016 entre recomendable y muy recomendable. Franco en su expresividad varietal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario