sábado, 15 de abril de 2017

Château Pédesclaux Fleur de Pédesclaux Récolte 2013.



Segunda etiqueta de Château Pédesclaux, dominio vitivinícola bordelés propiedad de Jacky y Françoise Lorenzetti, sucesores en la historia de esta maison de su fundador en el año 1810 Pierre Urbain Pédesclaux, así como del Conde Gastebois quien lo adquirió en 1891 y de Lucien Jugla, auténtico valedor de la bodega, acometiendo gracias a una labor profesional y plena de propio esfuerzo una progresiva escalada hacia la gloria que se prolongó durante veinte años, tras lo que Pédesclaux obtuvo la época de mayor reconocimiento. Hasta el año 2007 las instalaciones de bodega, la reorganización del viñedo y el mimo en las elaboraciones tuvieron un especial protagonismo en la dedicación de la familia Jugla, que en el año 2009 venden la propiedad a Jacky Lorenzetti.
Poco menos de cincuenta hectáreas de viñedo con proporciones mayoritarias de merlot y cabernet sauvignon, acreditando un continuo proceso de desarrollos tecnológicos e innovaciones en el tratamiento de las vides, incluyendo en el reciente año 2015 el despliegue de un proyecto catalizador de facilidades dirigidas a los métodos de elaboración con la participación en el mismo del arquitecto Jean-Michel Wilmotte.
Esta añada 2013 de Fleur de Pédesclaux tuvo como padre espiritual a Vincent Bache-Gabrielsen, asesorado por Eric Boissenot y Christophe Coupez, y participa de una base mayoritaria de la casta merlot, con un veinte por ciento de uvas de cabernet sauvignon y un cinco de petit verdot. Fruta vendimiada en modo manual y en cepas que acreditan una edad media de treinta y cinco años, que se asientan en suelos de componente grava y arcilla.
Proceso tradicional de vinificación, que incluye un llenado por gravedad de los depósitos de acero inoxidable en los que se acomete la fermentación alcohólica mediando siempre control de temperatura. Maceración en frío durante quince días y dieciséis meses de maduración en barricas de roble francés, con una proporción de madera nueva de algo más del treinta por ciento, madera usada de dos años en un sesenta y cinco por ciento, y un dos por ciento que se cría en acero inoxidable.
En copa parada despliega una cromática picota intensa, reflejos púrpura e insinuaciones grana, acopla en nariz recuerdos de fruta negra y roja en sazón, algunos destellos florales en segundo plano, afirmando un centro balsámico en el perfume y un perímetro tostado y especiado dulce. Finaliza con un punto fino de salinidad aromática. La boca tiene buen equilibrio, volumen y estructura, con la traza de acidez bien delineada y un suave punto licoroso que ayuda a prolongar sus expresiones. Taninos golosos y afinados, registro débil de amargosa nota en el paladar, se expresa a lo largo, finura y persistencia. Hay frescura y tras verificar una correcta estructura, la retronasal habla de arándanos y cerezas, ciruelas, algunos anisados breves, ramillete de flores rojas y violetas, lavanda y vainilla, regaliz. Finaliza con un gesto que evoca salinidad y que pronuncia su intensidad en la llegada.
Aquí los tostados se muestran aún con mayor timidez que en la vía olfativa.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario