domingo, 9 de abril de 2017

Castro Candaz Finca El Curvado 2013.



De la colaboración entre Raúl Pérez y Rodrigo Méndez, aprovechando con buen tino las bendiciones de la zona vitivinícola de La Chantada, corazón de Ribeira Sacra, surge esta referencia de la bodega Castro Candaz, apelativo que se recoge de la legendaria ruina localizada en la chantadina Santa Baia de Pedrafita y que da luz a una bodega que sabe recrearse en las características varietales de la casta mencía, casta que ocupa el porcentaje mayoritario de este vino, con ajustes complementarios menores de alicante bouschet, merenzao y brancellao. Fruta que se vendimia en viñas ubicadas en pendiente, sobre suelos que acreditan un componente arenoso y granítico y influenciados por una evidente climatología atlántica. Tras un vinificado de corte tradicional que incluye una fermentación alcohólica en grandes tinos de madera, a donde las uvas llegan sin despalillar, acometiendo macerados ligeros y cortos y finalizando con una maduración de doce meses en barricas de madera usada de roble francés.
En copa parada afirma una cromática apicotada de notable intensidad, con reflejos grana e insinuaciones rubídeas, desliza en la proximidad aromática recuerdos de frutos rojos con apuntes licorosos, guiño cítrico muy sugerente que alcanza una segunda instancia abarcada por nostalgias florales y silvestres, balsámicos y carbón vegetal, una caricia de brisa ahumada, finalizando con guión tostado muy fino que concede memorias de caramelo y frutos secos.
Boca sustanciosa, la fruta se abre y cala las encías y el paladar con profusión, buen guiño cítrico en el avance, notas florales y silvestres, estructurado y amable, jugoso. La influencia de la madera siempre en segundo plano. Taninos golosos y pulidos, buena persistencia, con la retronasal hablando de cerezas, guindas licorosas, piel de naranja y pomelo rojo, apuntando en la prolongación detalles de rosas rojas y hierbas aromáticas, sándalo y el carbón vegetal ya proclamado en la vía olfativa. Balsámicos suaves que preceden a un epílogo en el que aparecen guiños tostados, piñones y algún tono que recuerda a nuez.
Sapidez final, buen alcance. Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario