lunes, 3 de abril de 2017

Bodegas Rodero Carmelo Rodero Tinto Cosecha 2016.




Vino lozano y fresco, referencia de esta bodega burgalesa, que aunque fundada en 1990, pertenece a una familia vinculada con la vitivinicultura desde tiempos pasados, cuando los abuelos de los actuales propietarios están documentados como socios fundadores de la Cooperativa bodeguera de Pedrosa de Duero. En la actualidad el enólogo Lorenzo Ayuso y la familia Rodero disponen de noventa hectáreas de viñedo, localizadas en los términos municipales de Mambrilla de Castejón, Roa, Boada de Roa y Pedrosa, con mayoría varietal de tempranillo, con algunas proporciones menores de merlot y cabernet sauvignon. Suelos abundantes en componente arcilloso que influyen en el ciclo vegetativo de la vid y que como en el caso de este vino joven, aportan cierta condición a las uvas de tempranillo utilizadas en su elaboración. Vinificado tradicional con despalillado inicial y sin estrujado, posterior fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura y con maceración, embotellando y permaneciendo tres meses en bodega antes de su salida al mercado.
En copa parada exhibe un cromatismo apicotado intenso, con reflejos violáceos, nariz que glosa recuerdos de fruta roja y negra, mermeladas, algunos destellos florales en segunda instancia, centro de fragancia balsámico y algunos guiños silvestres de menor intensidad.
La boca es amplia en explosión de fruta, media nota de acidez y buen registro de frescura, no disimula una expresión lozana llena de plenitud, con baja tanicidad y un punto de persistencia amable y vivaz. La retronasal recluta memorias de arropes, siropes de fresa y cerezas, frambuesas, algunos pétalos florales, con registro central de regaliz y arbustos silvestres, siempre con la fruta como protagonista.
Califico esta añada 2016 del vino tinto joven de Carmelo Rodero, entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario