martes, 25 de abril de 2017

Bodegas Florentino de Lecanda Casune Crianza 2012.



Juan Lecanda elabora este vino tinto de perfil monovarietal, con uvas de la casta tempranillo procedentes de viñas localizadas en La Rioja Alta, acreditando en su vinificado fermentaciones alcohólica y maloláctica, y una crianza de catorce meses en barricas de madera de roble americano.
Vino expresivo, muy en la linea de los vinos de la denominación de origen Rioja que pretenden resaltar la presencia de madera en la maduración, y en lo que respecta a la edición de vendimia 2012 con un equilibrio que termina surgiendo después de unos minutos de aireación.
De hecho y tras el descorche inicial, los tonos procedentes del roble se arman con cierta intensidad acompañando en mi opinión a la fruta demasiado de cerca. Una oxigenación correcta mediante el movimiento preciso de la copa logra que la fruta alce la cabeza. En copa parada pincela una cromática picota de notable intensidad, con reflejos grana, nariz que recoge nostalgias de fruta roja en sazón, con algunos aires de arrope, especiados y tostados que evocan frutos secos y vainilla, alguna pimienta menor y en el eje testigo aromático de regaliz, afianzando hacia el final destellos torrefactos finos. Boca que aúna frescura y calidez, hay buen despliegue de acidez, llega con cierta elegancia al paladar y muestra una balanza muy igualada entre fruta y roble. Taninos golosos y afinados, ancho en las formas, con buen punto de persistencia y una retronasal que habla de ciruelas rojas y cerezas maduras, mermeladas y un guiño licoroso muy ligero, dirigiendo la continuidad hacia nostalgias de almendras tostadas, pastelería y regaliz, finalizando con evocadoras señas de granos de café.
Amable y bien estructurado, lo califico en esta edición de añada 2012 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario