domingo, 23 de abril de 2017

Bodegas Castillo de Mendoza Noralba Blanco Fermentado en Barrica 2016.




Vino blanco seco elaborado en perfil monovarietal con uvas de la casta viura, procedentes de vendimia manual en viñas centenarias propiedad del dominio que son manejadas mediante procesos agrícolas ecológicos. Mesa de selección durante la recepción del fruto en bodega, con despalillado y prensa suave para la obtención del mosto flor. Después de la fermentación alcohólica se mantiene el vino en barricas de madera de roble centroeuropeo durante un tiempo que oscila entre los cuatro y seis meses, removiendo las lías con una periodicidad semanal.
En copa parada pincela una cromática amarillo pálido, con buen brillo y reflejos acerados, destacan en la cercanía aromática nostalgias cítricas suaves, con notables recuerdos a manzana golden, ciruelas claudia y peras de agua, frente balsámico del que resalto testigos olfativos anisados, alguna resina menor. Equilibrado, deja un sello tostado menor que se cobija en evocaciones de piñones y nuez. La boca recrea jugosas sensaciones, buen despliegue de frescura, paso medio graso, evidencia una acidez prolongada y fina, indudable elegancia, con buena persistencia y una retronasal que apunta en dirección a limón, fruta blanca de pepita y ciruelas claudia en sazón. Finaliza con un gesto balsámico que incluye un comedido punto amargoso y una lejana salinidad que le da mayor categoría expresiva.
Lo califico en esta añada 2016 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario