jueves, 6 de abril de 2017

Azienda Agricola Malvirà Roero Arneis 2015.



Dominio vitivinícola italiano ubicado en la provincia piamontesa de Cuneo, y más en concreto en el término municipal de Canale d´Alba, zona en donde la casta arneis tiene una presencia fundamental con reconocimiento oficial como denominación de origen, que data del año 2004. Malvirà es una bodega familiar que comenzó a rodar en los años cincuenta, de la mano de Giuseppe Damonte, cuyos hijos Roberto y Massimo, y nietos, Giacomo, enólogo; Lucía, Francesco y Pietro, aún estudiantes, representan el presente y el futuro de la compañía. Con varios viñedos en propiedad, orgullo de la familia, la familia Damonte describe con mimo la composición de los terrenos sobre los que se asientan sus cepas, procedentes de un pasado en donde las aguas marinas eran protagonistas, lo que en nuestros días supone una presencia arenosa y calcárea, así como el hallazgo habitual de fósiles y conchas. Vigneto Trinità, Vigneto Renesio y Vigneto Saglietto son las tres parcelarias en donde la arneis tiene principal presencia y son la fuente de este vino, junto con las fincas Bordoni y Prarino.
Malvirà en edición de cosecha 2015 se elabora en modo monovarietal y llega al mercado tras un proceso de vinificado tradicional que incluye fermentación alcohólica y afinado en depósitos de acero inoxidable por un periodo de entre cuatro y ocho meses.
En copa parada muestra un cromatismo amarillo pajizo brillante, con algunos reflejos acerados suaves, abriendo en nariz un buen repertorio de recuerdos frutales que aporta cítricos, manzana, pera y ciruelas claudia maduras, registro floral blanco y amarillo en segunda instancia, planteando un centro de fragancia balsámico y una prolongación del perfume que evoca resinas y naturaleza silvestre. Boca jugosa, bien desplegada la frescura, longitud de la acidez, un guiño untuoso que llena el paladar, elegante. Buena seña de persistencia, manejando en la fase retronasal memorias cítricas, fruta blanca de pepita, ciruelas claudia más discretas y puntuales retornos de ortiga blanca, brezo, botica e hinojos, rasgos de camomila y rosas blancas. Recibo un testigo de almendra fresca y un final en el que las evocaciones se mueven por sendas de salina mineralidad. Llegada y alcance sostenido.
Una buena añada de este vino que califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario