martes, 28 de marzo de 2017

Señorío de Villarrica Delicia de Baco Cosecha 2014.



Vino monovarietal de la casta tempranillo, catado primero a ciegas durante la ponencia de Juancho Asenjo sobre Vinos de Pueblo de Rioja, y después a etiqueta vista, en la mesa de cata que esta bodega familiar localizada en el municipio de San Asensio defendía en el salón principal del palacio de congresos de Logroño. Fue, en mi opinión, el mejor representante de tempranillo de cuantos se presentaron en la cata dirigida por Asenjo, criterio personal que defendí cuando aún no conocía la identidad de este vino que hoy ocupa el protagonismo principal del blog.
Pablo, Rodolfo, Ismael y José Miguel Fernández, propietarios de Señorío de Villarrica disponen de ciento cinco hectáreas de viñedo, situadas en los términos municipales de Haro, San Asensio, Hervías, Briones, Anguciana, Bañares y Sajazarra, y en lo que respecta a este Delicia de Baco la fruta se vendimia mediando una selección de viñas viejas asentadas en suelos de componente pedregoso y canto rodado, y ubicadas a seiscientos metros de altitud sobre el nivel del mar. Cosecha manual en este terruño de la localidad de Hervías, aplicando mesa de selección durante la llegada de la uva a bodega. Fermentado alcohólico en depósitos de madera de roble francés controlando la temperatura, proceso que se extiende durante un mes. Maloláctica en barricas de madera nueva de roble francés, siguiendo con una maduración de quince meses en idénticos continentes, complementando con un afinado en botella de un año, antes de salir al mercado.
Magnífica estructura, cordial frescura, equilibrado, en copa parada exhibe un cromatismo apicotado intenso con reflejos púrpura, nariz que se deja abrazar por nostalgias de fruta roja y negra en sazón, especiados dulces suaves, nota balsámica en el centro del perfume, insinuaciones tostadas finas, con un guiño de mineralidad bien definido. La boca comienza con la intensidad frutal encaramada en primer plano, buena traza de acidez, la madera influenciando pero siempre en segundo plano, taninos maduros y golosos, aporta personalidad y buena persistencia. Muy buena estructura, la retronasal glosa memorias de cerezas, ciruelas rojas y negras, brisa de vainilla muy fina, con un buen testimonio de regaliz, madera de cedro y un lejano tono torrefacto que abre paso a un epílogo marcado por nostalgias de pedernal. Estupenda llegada final. Lo califico en esta añada 2014 como muy recomendable. Progresará adecuadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario