jueves, 9 de marzo de 2017

Domaine Virginie Thunevin Millésime 2014.




Ha llovido bastante en España y Francia desde la última vez que pude catar esta misma referencia, en aquella ocasión correspondiente a la edición de añada 2011, en sede del garaje de Jean Luc Thunevin en pleno casco urbano de Saint-Emilion. Me pareció aquel vino uno de esos de los que se puede decir que anuncian amabilidad y correcta estructura, aunque sin dar mayores elogios. Anteriormente había catado y degustado la edición de vendimia 2008, sacando similares conclusiones. Recomendables ambos, sin espacio para loas adicionales,
http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2011/11/domaine-virginie-thunevin-2008.html
http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2012/07/primeurs-2011-domaine-virginie-thunevin.html
Debo añadir que cuando me he acercado a esta botella, referencia surgida de la cosecha 2014, tenía la sensación personal de que algo había cambiado en el Domaine Virginie Thunevin, no me pregunten los motivos pero saben que siempre soy franco, escribo lo que pienso. Tras el descorche y el pertinente servicio en copa, me encuentro con un vino tinto bordelés, que respecto de sus hermanos mayores, me presenta mayor vigor y enjundia, con una frescura magnífica y un balance de fruta y madera que me parece más que adecuado. La acidez en boca me envía registros que por momentos me resultan parecidos a los tempranillos del norte de las zonas alavesas de la denominación de origen Rioja, sin que sea yo precisamente amigo de las comparativas. Una añada 2014 que precisa algún tiempo más en botella para dar todo lo que puede demostrar, pero que en el presente me resulta estupenda. Con nueve hectáreas de viñedo a su disposición, Jean Luc Thunevin rinde homenaje a su hija, dándole su nombre a esta bodega localizada en la ribera derecha de Burdeos, y más en concreto en la zona de Lalande de Fronsac. Fermentación alcohólica en depósitos de cemento, llevando a cabo la posterior maloláctica en una combinación de esos continentes con barricas de roble francés, con mayor proporción de madera de varios usos.
La crianza se realiza en proporción paritaria de cemento y madera, manteniendo en el caso de esta una conjunción de nueva y de varios usos. Merlot en base varietal mayoritaria, con menores aportes complementarios de cabernet sauvignon, veinte por ciento, y cabernet franc, diez por ciento.
Copa parada que exhibe un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos púrpura, nariz que acredita recuerdos de fruta roja en sazón, (me sorprende leer en algunas crónicas de cata de internet que esta añada 2014 ofrece recursos aromáticos de fruta negra), con un guiño de confitura ligero, segunda instancia de especiados dulces y algunos tostados suaves, con evocaciones balsámicas en la prolongación y un fondo que recrea evocaciones de frutos secos y miga de pan.
Arranca la boca con buen punto goloso, prolongada seña de acidez, (también me sorprende leer en idénticas crónicas de cata de las redes sociales algo así como suave acidez), el eje de fruta se muestra rotundo, vigoroso, despliega frescura, con unos taninos maduros, afinados y sabrosos, media alta seña de persistencia. La retronasal habla de cerezas y ciruelas rojas, algún gesto de rosas rojas, vainilla y panadería, almendra tostada y un fondo de regaliz, ligeramente anisado.
Buena vida por delante con un presente lleno de nervio y crepitante acidez, eso sí bien integrada en el conjunto. Finaliza con longitud y sapidez. Lo califico en esta añada 2014 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario