domingo, 5 de marzo de 2017

Compañía de Vinos Telmo Rodríguez Basa Blanco 2016.




Había catado en añadas anteriores esta referencia de Telmo Rodríguez y debo manifestar que mi recuerdo iba siempre vinculado a la idea de un vino correcto, bien estructurado en boca y menos gratificante en su proximidad aromática. Soy un firme defensor de la verdejo como uva bien tratada y me consta por la propia experiencia de cata que hay vinos que se elaboran con esta variedad que son dignos de aplauso y a veces hasta de lágrimas de emoción. Todos los que nos movemos por este mundo conocemos la insolencia de algunas elaboraciones que pululan por las barras de algunos bares, que con el tiempo han desacreditado en parte a una denominación de origen, en mi opinión mal gestionada, al igual que la verdejo, que como cualquier uva cuando no se trata con unas mínimas dosis de rigor, cae en desgracia. El Basa de Telmo Rodríguez es un vino que define a su autor, un flying winemaker, al que desde luego si algo no le falta es precisamente rigor profesional.
Basa 2016 es un vino blanco seco, monovarietal de verdejo, que goza de una estructura digna de mención, el paso por boca no engaña.
Base varietal mayoritaria de verdejo, con un aporte adicional de viura, fruta que se vendimia en cepas asentadas en suelos de componente calizo y cascajoso, con fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura.
Cromatismo en copa parada que escenifica tonalidades amarillo pajizo brillante, con algunos reflejos acerados, nariz amplia en recuerdos cítricos, blanca con hueso, pera de agua y piña, flores blancas y amarillas en segunda instancia, fondo balsámico y final herbal prolongado. Perfume de complejidad varietal equilibrado. Entrada en boca marcado por golosidad, buena traza de acidez, el paso por boca es magnífico, estupenda estructura como ya dije lineas más arriba, media nota grasa, hace salivar gracias a una expresión de viveza, muy buena persistencia, llegada y alcance. Retronasal que habla de evocaciones de limón, manzana y pera, piña y albaricoque, ciruelas claudia maduras, anisados y camomila en la vanguardia floral, resinas y en el epílogo un guiño amargoso muy sugerente que se alía con alguna sensación herbal delicada.
Lo califico en esta añada 2016 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario