miércoles, 8 de marzo de 2017

Château Larrivaux 2013.




Millésime 2013 de Château Larrivaux, dominio vitivinícola acogido a la apelación bordolesa Haut-Médoc que en el presente está dirigido por la simpática Bérangère Tesseron, una linea tradicional que plantea que sean siempre mujeres de la misma familia quienes administren la propiedad. Diecinueve hectáreas de viñedo próximas a Saint-Estephe, que se asientan en suelos de composición variada, arcillas profundas y piedra caliza arcillosa, con cepas mayoritarias de la casta merlot.
La añada 2013 de Larrivaux está elaborada con una base mayoritaria de petit oiseau noir, poco más del cuarenta por ciento, la cabernet sauvignon muy cerca, treinta y cinco, y la cantidad restante destinada a un complemento de cabernet franc y un porcentaje casi anecdótico de petit verdot. Elaboración bajo la asesoría enológica de Eric Boissenot, tras un proceso tradicional de vinificado que incluye un tiempo moderado de maduración en barricas de madera de roble francés, tras el descorche preciso de cierta paciencia para que la fruta comience a hablar. Tras airear la copa, presencio un cromatismo apicotado de buena intensidad, con algunos reflejos púrpura y grana, la proximidad aromática recibe recuerdos de fruta roja y negra maduras, leves atisbos florales en segunda instancia, dejando paso a balsámicos, especiados dulces y algún tostado identificado con retornos torrefactos. La boca abre con buen equilibrio, la acidez prolongada y conjuntada con un guiño salino, caninos golosos y maduros, media alta sensación de envolvencia y persistencia. Tiene una personalidad delicada, que parece acariciar el paladar. Suave en las formas, anuncia en la retronasal evocaciones de cerezas, ciruelas rojas y negras, pétalos de rosas y una prolongación de regaliz. Finaliza con sapidez y un punto de fina mineralidad salina.
Lo califico en esta añada 2013 entre recomendable y muy recomendable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario