lunes, 20 de marzo de 2017

Bodegas Viña Magaña Dignus 2012.





La resurrección de los vinos de la denominación de origen Navarra, con el permiso de bodegas como por ejemplo Ochoa ó Pago de Larrainzar que han desafiado sin pausa a vientos y mareas en muchos momentos críticos en los que casi peleaban en el mercado en soledad sin el paraguas de un proyecto unitario fuerte y solvente, se centró en las garnachas de San Martín de Unx y en iniciativas como Zorzal, allá en Corella. Viña Magaña se une a tirar de un carro que nunca debió parar, que tiene condiciones e identidad propia, plantando en los años setenta variedades francesas en suelo navarro. Juan Magaña cuenta en el presente con cien hectáreas de viñedo propio y con unas modernas instalaciones de bodega, en cuyo diseño tuvo relevancia la figura del arquitecto Rafael Moneo.
Ubicada en la villa de Barillas, Valle del Queiles, al sur de la comunidad foral, Viña Magaña obtuvo noventa y un puntos Parker con la añada 2012 de este Dignus, vino tinto que enfoca una conjunción varietal con base mayoritaria de tempranillo y proporciones complementarias de garnacha, merlot y cabernet sauvignon. Las cepas de donde procede la fruta acreditan una edad media de algo más de cuarenta años y se asientan en terrenos pobres, aunque con riqueza mineral. El proceso de crianza que sucede en el tiempo a un vinificado tradicional se extiende durante un periodo de entre catorce y dieciséis meses y tiene lugar en barricas de madera de roble francés.
En copa parada afirma un cromatismo apicotado de notable intensidad, con reflejos púrpura y grana, asomando en la cercanía olfativa nostalgias de fruta roja y negra en sazón, iluminaciones pimentonadas en segundo plano, balsámicos y tostados finos en la prolongación. Correcto equilibrio en la complejidad, siempre la fruta marcando el ritmo. Boca sabrosa, con un buen despliegue de acidez, frescura y sapidez, buena clave de estructura, golosos los taninos, se expresan con delicadeza y finura. Media alta persistencia, la retro nasal glosa evocaciones de cerezas y arándanos, ciruelas rojas y oscuras, especiados de pimienta roja y negra, regaliz y un compendio fino de frutos secos tostados. Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario