jueves, 30 de marzo de 2017

Bodegas Enate Chardonnay-234 Añada 2016.



El Chardonnay-234 de Bodegas Enate es con total probabilidad uno de los vinos blancos monovarietales elaborados con esa casta vitífera más equilibrados y francos de cuantos figuran inscritos en la oferta general española de cara al consumidor final. Y lo es, añada tras añada, con los diferentes semblantes que generan los condicionantes externos de cada vendimia.
En lo que respecta a esta edición de cosecha 2016, comento que surge de una recolección nocturna, llegando a bodega y procediendo con un prensado neumático que añade una maceración pelicular de cinco horas, periodo en donde se mantiene el contacto con las pieles. Pasa después el mosto limpio a fermentación alcohólica, depósitos de acero inoxidable controlando siempre la temperatura, acometiendo cuando esta se da por finalizada, un estabilizado y un clarificado con bentonita. Tras el pertinente embotellado final, se pone en el mercado.
En copa parada asoma un cromatismo amarillo pálido brillante con reflejos verdosos claros, nariz que glosa memorias de manzana, melocotón de viña, algún punto cítrico más suave y un recuerdo de mango lejano, acompañando en segunda instancia sensaciones aromáticas de flores blancas y amarillas, retornos silvestres y balsámicos de elegante disposición. Hay en el fondo de la fragancia un punto de mineralidad que expresa roca húmeda y que junto a la fruta prolonga su perfume.
Boca sabrosa desde el comienzo, apunta la personalidad de la fruta en primer plano, con una buena seña de acidez, frescura por los cuatro costados y un paso graso que junto a ciertas dosis de sugerente y equilibrado amargor recrea la satisfacción del catador. Amable y con una buena estructura, tiene nervio y esa punta de tanicidad que hace de un vino blanco seco una expresión de musculación.
Persistente, dotado de buena intensidad, la retronasal habla de pomelo, manzana y fruta blanca con hueso, pera y mango, descubriendo después señas evocadoras de condición silvestre, flores y algunos arbustos, ortiga blanca, camomila e hinojos, dejando en el epílogo un guiño a pedernal que alarga su discurso. Lo califico en esta añada 2016 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario