sábado, 11 de marzo de 2017

Bodegas Baigorri Maceración Carbónica 2016.



Cariñosamente llamo a Baigorri la bodega de los Simones y lo hago en base al reconocimiento expreso que tengo siempre a los escultores del vino que cato y sobre el que escribo, en este espacio de difusión de la cultura vitivinícola. Simón Arina y Simón Peregrina son los enólogos de Baigorri, escoltados en laboratorio por la labor de Judit León, y en campo y almacén por un grupo de hombres eficientes que con su trabajo diario logran sacar al mercado vinos intensos, identitarios y dotados de un empaque que añada tras añada y con las diferencias lógicas entre una y otra, no decaen.
Una de las circunstancias que diferencian en esto del vino la excepcionalidad de la normalidad, es precisamente ese factor : la regularidad, y esta sólo se logra a través del trabajo y el esfuerzo. En Baigorri, los frutos del rigor y la calidad, hablan por sí solos.
Monovarietal de la casta tempranillo que se elabora, tras el proceso de vendimia y mesa de selección, en parte con racimos enteros y en otra medida con granos de uva despalillados, con uso de prensa neumática y posterior proceso de fermentación alcohólica que tiene lugar en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura. Antes del embotellado se clarifica utilizando gelatina y bentonita, añadiendo un filtrado por placas. Tras el descorche diviso en copa parada un cromatismo franco y limpio, apicotado intenso con reflejos violáceos, en la cercanía aromática surgen recuerdos de fruta roja y negra en sazón, con matices florales violetas y un perímetro balsámico que redondea el perfume. Boca muy golosa, intensa y con sensaciones de ducha de fruta, media acidez y mucha frescura, con un suave punto licoroso. Envolvencia, taninos ligeros como es habitual en los vinos de maceración carbónica, guiño amargoso que prolonga su expresión. La retronasal abunda en evocaciones de moras y cerezas, galante y amable, con menor punto floral del demostrado en la fase aromática y un sabroso tono de regaliz, nota balsámica que logra una longitud proverbial.
Lo califico en esta añada 2016 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario