viernes, 24 de febrero de 2017

Viñedos y Bodegas Dominio de Tares Godello Fermentado en Barrica 2015.




En el Alto Bierzo, a seiscientos cincuenta metros de altitud sobre el nivel del mar, los responsables de campo de Dominio de Tares, cultivan con mimo las viñas de la casta godello que dan lugar, tras la pertinente cosecha, a este vino blanco seco de perfil monovarietal. Cuadro topográfico con suaves ondulaciones y terrenos de componente arcillo calcáreo sobre un lecho de pizarra, abono con estiércol de oveja y tres kilogramos de carga media por cada planta.
Tras la vendimia manual, se procede ya en bodega con mesa de selección y posterior despalillado sin estrujar, iniciando a continuación una fermentación alcohólica con utilización de levaduras naturales y añadidas, que se prolonga durante treinta días bajo control de temperatura y que llega a buen fin en depósitos de acero inoxidable de diez mil y veinte mil litros. Descube directo mediante gravedad a barricas de madera de roble francés de quinientos litros, en donde se lleva a cabo la maloláctica y en las que además madura durante seis meses, con un trasegado realizado con luna menguante. Ligero filtrado y embotellado final.
En copa parada afirma un cromatismo amarillo brillante con algunas pinceladas doradas, nariz que esgrime nostalgias de fruta cítrica, blanca con hueso, algunas ciruelas claudia maduras, guiño suave de membrillo, amplificando con sensaciones que evocan especiados dulces y pastelería, con un retorno final en donde cierta salinidad se une a efectos frutales cítricos bien marcados.
La boca es golosa y equilibrada desde el arranque, buena traza de acidez, graso y expresivo en cuanto a frescura, tiene estructura y longitud. Viveza y activador de salivación, marca una estupenda seña de persistencia y una retronasal que insiste en memorias de limón, pomelo, melocotón de viña y manzana, gesto leve de membrillo, con apunte medular y suave en clave balsámica, cerrando con un testigo expresivo de bizcocho panadero y alguna evocación de vainilla.
Buena complejidad pero siempre la fruta predominante.
Lo califico en esta añada 2015 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario