viernes, 3 de febrero de 2017

Espelt Viticultors Mareny Blanc 2016.



Los vinos de Anna Espelt descubren a través de la franqueza expresiva, las condiciones justas y necesarias suficientes para creer en lo que ella misma afirma la bodega es un proyecto de vida para mi, es fantástico tener un oficio que da placer a la gente. Con la ayuda del también enólogo Xavier Martínez y de la viticultora Ester Pérez, surgen de bodega vinos como este blanco Mareny, que he podido catar y degustar en su edición de vendimia 2016.
Conjunción varietal con base mayoritaria de la casta sauvignon blanc, con menores aportes complementarios de garnacha blanca y moscatel de grano menudo, este casi anecdótico, con procesos de vinificado independientes en base a cada tipo de uva. Fruta que se cosecha en viñedos asentados en suelos de composición franco arcillosa con base de granito. Tras la vendimia, se procede en bodega con una maceración pelicular en frío que se prolonga durante ocho horas, posterior fermentación alcohólica en depósito y filtración estéril antes de embotellar.
Una de sus virtudes principales se acredita en la proximidad aromática, buen equilibrio en una complejidad identitaria, copa parada que pincela un cromatismo amarillo pajizo brillante con reflejos verdosos, nariz que promulga evocaciones cítricas, retornos florales amplios, con un buen guiño herbal y balsámico, tiene una prolongación anisado que se reúne con algunos destellos de hierbas aromáticas. Boca golosa, con buen punto de acidez, fresco en el avance, sabroso amargor, con una buena llegada al final, alcance y longitud. En la fase retronasal aventuro recuerdos de limón y pomelo, camomila, jazmín y madreselva, hinojos y un perímetro gustativo que habla de nuevo de sugerentes sapidez y amargor, prolongando su personalidad expresiva.
Lo califico en esta añada 2016 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario