jueves, 2 de febrero de 2017

Costers del Priorat Reflexe 2014.



Vino tinto monovarietal de la casta garnacha, que bajo la dirección enológica de José Mas Barberá y la disposición en propiedad de la legendaria Finca Sant Martí, representa en el mercado las características específicas de una zona de la vitivinicultura catalana en donde la licorella es casi una religión. Diez meses de maduración en barricas de madera de roble francés, expresando tras el primer servicio en copa, un cromatismo apicotado de notable intensidad con reflejos púrpura y grana, asoma en la cercanía aromática recuerdos de frutas rojas y negras en sazón, con un punto balsámico suave en el centro de la fragancia que deja paso a un amplio repertorio de evocaciones en donde la mineralidad se conjunta con una expresión en donde terruño y grafito crean una explosión de sugestiva personalidad aromática. Boca golosa y con una fluidez media, acompasada traza de acidez, estructurado y con la fruta dominando el paso. Taninos jugosos y de media intensidad, franca seña de persistencia, con la retronasal dibujando evocadoras notas de cerezas, endrinas, ciruelas rojas y negras, punta suave que recuerda a pimienta negra, amplificando con nostalgias centrales de regaliz y en el final un destello en donde pedernal y grafito ensalzan su expresión.
Lo califico en esta añada 2014 entre recomendable y muy recomendable.
Un buen ejemplo para no iniciados en los vinos elaborados con fruta cosechada en cepas asentadas en suelos de donde las piedras gris azuladas, pizarrosas y oxidadas, son más que un complemento del àisaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario