viernes, 10 de febrero de 2017

Celler Bárbara Forès El Quintá 2014.



Vino blanco monovarietal de la casta garnacha blanca, bautizado por los responsables de la bodega Bárbara Forès con el apelativo de El Quintá, término que describe un conjunto de pequeñas fincas cultivadas por el mismo propietario. El nombre no está empleado al azar, de hecho la fruta con la que se elabora esta referencia de la bodega se vendimia en parcelas de corta extensión, dos hectáreas cada una de ellas, localizadas en Coll d´Alsina de Gandesa, y que responden a los apelativos Cometa y Coll de Batea. Son tierras orientadas al este oeste, con plantaciones de garnacha blanca que acreditan una antiguedad de más de sesenta años y que se asientan en suelos de componente arenoso granulado y sedimentos calcáreos de los conocidos como tierra panal.
En su elaboración y tras la vendimia, se procede con una maceración pelicular en frío que se prolonga durante un día, con fermentación de veinte jornadas en barricas de madera de roble francés Allier de quinientos litros. Maduración en idénticos continentes, sobre lías, por un tiempo de seis meses.
En copa parada asoma un cromatismo amarillo pajizo intenso, nariz que manda nostalgias de fruta blanca madura, motivos florales y herbáceos, anisados en el centro del aroma, con un final en el que predomina cierta mineralidad de corte salino.
La boca es fina en la entrada, surgen pronto retornos gustativos florales por encima de los frutales ó cuanto menos acompañándolos de cerca, paso graso, con algunos éxodos de evolución integrados en el conjunto, untuosidad media, con buen cauce de persistencia. La retronasal habla de manzana, pera y ciruelas claudia en sazón, pétalos rosales blancos, camomila, guiño de jengibre y un fondo de hinojos. Finaliza con matices salinos. Tiene buena llegada al final, mantenido.
Lo califico en esta añada 2014 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario