jueves, 2 de febrero de 2017

Casa Castillo El Molar 2015.



Vino tinto monovarietal de la casta garnacha acogido a la denominación de origen Jumilla y elaborado bajo los patrones profesionales del enólogo José María Vicente Sánchez-Cerezo, que dispone de algo más de doscientas hectáreas de viñedo, en una propiedad familiar cuya fecha de inicio de andadura data del año 1991. Suelos áridos de composición caliza y arenosa, con cobertura de grava, clima de bajas temperaturas, con un planteamiento identitario en la expresión de los vinos, como en el caso de este El Molar en edición de añada 2015, cuyo nombre hace mención a la sierra en cuyas cercanas laderas se localiza el viñedo. Tras la vendimia, fermentado alcohólico en tinos subterráneos abiertos, manteniendo siempre el control de temperatura, maceración sin hollejos. Pasadas dos semanas, comienza la maloláctica, desplegada en fudres, en contacto con las lías. Tras esta, empieza un periodo de maduración en idénticos continentes, prolongada durante un año.
En copa parada muestra un cromatismo apicotado de notable intensidad, reflejos violáceos e insinuaciones púrpura, nariz que abre con un recuerdo aromático de fruta roja y negra maduras, cerezas, ciruelas negras, moras, brevas, algunos pétalos florales rojos y violetas, con especiados, pimienta, fondo balsámico y sensaciones silvestres. Finaliza con un punto muy de naturaleza primaveral, amplio en su complejidad, ampliando la fragancia hacia notas de piñones y arbustos.
La boca es amplia en el arranque, va centrando su explosión inicial durante el avance, sabrosa acidez, delicado en las formas, la fruta siempre aparece encaramada en primer plano. Taninos golosos y ligeramente marcados, incluso creo que siendo una garnacha posee más intención tánica que la de otras. Tiene nervio el vino en el paso, muy buena persistencia, con la retronasal que abre con más claridad y detrás de las frutas maduras, las flores, los arbustos y los especiados y balsámicos, una evocación de mineralidad basada en evocaciones pedregosas. Alcance y llegada, califico esta añada 2015 entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Vino con mucha marca de personalidad propia.
Garnacha amable y con un buen fondo expresivo de las influencias procedentes del terruño al que pertenece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario