miércoles, 8 de febrero de 2017

Care Wines Rosado 2016.




Hace ya un tiempo que conocí el vino tinto roble de esta bodega aragonesa acogida a la denominación de origen Cariñena, en concreto la edición de vendimia 2012, que pude catar y degustar durante una visita a la ciudad de Zaragoza y más en concreto al magnífico obrador de pinchos Bar Los Victorinos. Del once del mes de Octubre de 2014 data en mi blog una crónica de aquel fantástico e improvisado ágape. Hoy traigo a este espacio el vino rosado de Care Wines correspondiente a la cosecha 2016, elaborado con fruta de las castas tempranillo y cabernet sauvignon, proporción paritaria, mediando en su proceso de vinificado una obtención del mosto por sangrado, con dieciseis horas de macerado. Posterior fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable, respetando siempre un control de temperatura. En copa parada asoma un cromatismo rosa frambuesa brillante y limpio, con recuerdos que en nariz apuntan a nostalgias de frutos rojos maduros, algún guiño de mermeladas, segunda instancia floral, con fondo balsámico muy fino. Boca golosa, hasta cierto punto y en mi opinión tal vez excesivo, hay empaque de fruta y sin embargo aprecio una seña en el paso por boca que me resulta un tanto apelmazante en cuanto a sensaciones azucaradas. No es mi estilo de vino rosado, al menos en ese aspecto. Tiene percusión en el paladar y en la retronasal habla de cerezas, fresas y sandía, algunas rosas rojas y un tono balsámico que expresa evocaciones de regaliz, aunque en el epílogo son las notas de mermelada de fruta roja y algún tono cítrico menor las que se imponen.
Tal vez pueda sugerir una sensación más elevada en cuanto a frescura y un peldaño más abajo en lo que a golosidad se refiere. Identifico más la tempranillo que su compañera cabernet. Lo califico en esta añada 2016 como aprobado justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario