martes, 14 de febrero de 2017

Bodega Barco del Corneta Casio 2014.




Tal vez una de las salidas más satisfactorias puestos a sacar adelante a la casta verdejo, desde ese pozo del exceso de aglomeración en que algunos la metieron, sean proyectos como el de Beatriz Herranz, mujer de vino, que dió una vuelta de tuerca a sus elaboraciones, con el aporte del roble en una maduración excelsa, equilibrada y llena de matices que recuerdan a la Borgoña francesa, pero sin necesidad de cruzar los Pirineos. Barco del Corneta quiere a la verdejo y en los resultados finales, ese amor se nota con claridad, sin tener que recurrir a más excesos que una buena presentación y con el gran aliciente de un descorche que libera complejidad equilibrada y mucha fruta.
Mediando una crianza de doce meses en barricas de madera de roble francés de quinientos litros y con un previo vinificado basado en los cauces tradicionales, este Casio 2014 plantea en copa parada un cromatismo en clave evolutiva, con tonos amarillo dorados, recuerdos en la cercanía aromática, tras unos minutos de aireación, que describen cítricos y fruta blanca confitada y horneada, melosidad, algunos puntos especiados y tostados, almendra y pastelería. Un guiño de flores secas y matorral redondea la fragancia. La boca se recrea con un giro oxidativo afable, planta una larga nota de acidez, con un punto graso y una buena exhibición de equilibrio gustativo, goloso y pleno en su capacidad, envolvente y con una estructura digna de aplauso. Como dijo un buen amigo mio : beban verdejo, señores, con vinos así da más que gusto. Franca seña de persistencia, en la retronasal hay espacio para recuerdos de gajos de limón escarchados, manzana reineta horneada, carne de membrillo, flores secas, anisados suaves, arbustos y alguna hierba aromática, tomillo, vainilla y pastelería, almendra tostada y melosidad sabrosa.
Lo califico en esta añada 2014 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario