miércoles, 18 de enero de 2017

Viñedos del Contino Reserva 2010.





Si en el año del señor de 1617 la junta de reformas de las Guardas de Castilla decidió la disolución inmediata de la compañía de los continos hombres de armas, por considerarla de ninguna utilidad, en pleno mes de Enero de 2017, quien dirige este blog replica las campanas para afirmar que por muchas compañías de armas que puedan disolverse, sólo un hombre de vino, soldado de viñas y bodega, merece el trato distinguido y eterno de ser considerado alfil de campo y elaborador con mayúsculas. Chus Madrazo y Contino, dos protagonistas de la denominación de origen Rioja que se conjugan en una sola declinación verbal y cuyas ofrendas al catador y bebedor de buenos vinos son un hecho objetivo y en la mayor parte de los supuestos, un motivo de aplauso. Puede que la figura de Madrazo sea en nuestros días una de las más cercanas al concepto de vinos finos de Rioja, entendiendo por tal calificativo aquellas referencias que plantean el recurso de la madera como sinonimia de elegancia, apacible, nada percutora ni empalagosa, protegiendo la identidad de la fruta y apaciguando la preponderancia de los terciarios en beneficio de una actriz principal, la uva. Luego será el tiempo quien otorgue mayores beneficios al líquido que guarda cada botella, encaminado siempre el esfuerzo a un envejecimiento digno, placentero y orgulloso, pero siempre lleno de equilibrio y viveza. Creo a estas alturas de mi vida como catador de vinos, que tal vez sean los hijos vinícolas de Madrazo, unos de los más fieles herederos del saber hacer, del conocer como envejecen de un modo magnífico, los vinos de Rioja. El tiempo será quien me dé ó quite razones.
El vino tinto reserva de esta bodega localizada en la zona alavesa de la denominación de origen, en Laserna, pedanía de Laguardia, en su edición de añada 2010 sirvió para entusiasmar a mi familia durante una de los ágapes navideños. Base varietal mayoritaria de tempranillo, con menores aportes de graciano, garnacha y mazuelo, fruta procedente de la finca, de las viñas situadas en un meandro del río Ebro, en tres terrazas con suelos de composición arenoso calcárea en profundidad y arcilloso calcárea en superficie, con presencia de cantos rodados, bendito legado aluvial.
Tras la vendimia, se procede en bodega con un despalillado seguido por el comienzo de la fermentación alcohólica que tiene lugar en depósitos de acero inoxidable, cuidando el control de temperatura y por un macerado que desemboca en una maloláctica. Trasegado a barricas, con un periodo de maduración de dos años en madera de roble americano, al cuarenta por ciento, y francés, sesenta. Afinado en botella por un tiempo mínimo de un año antes de su salida al mercado.
Tras el descorche y primer servicio en copa, exhibe un cromatismo apicotado limpio y brillante, con reflejos grana e incipientes rubídeos, nariz que promulga nostalgias de fruta roja en sazón, suave guiño de confitura, especiados dulces y matices de afinada licorosidad. Tostados y algunos frutos secos, con el eje balsámico y un guiño de cuero limpio, ebanistería y tabaco. Estupenda complejidad, con la fruta madre siempre dejando su brillante rol protagonista. En una segunda copa, apunto algún escorzo de mina de lapicero en la fase final de la cata olfativa. Boca gustosa, muy equilibrada, con la viveza de la punta de acidez en estupenda prolongación durante el paso, frescura y una seña de calidez que le aporta hidalguía, taninos maduros y pulidos, franca nota de persistencia, muy en clave de los ya mencionados vinos finos de Rioja. Golosa retronasal, con las cerezas, ciruelas rojas dejando una estela entre confitada y licorosa, despliegue en segundo plano de nostalgias de madera, cuero, tostados, especiados, con vainillas y almendras, centro balsámico y en el final un aire de terruño que no pasa desapercibido. Una gran añada para una referencia básica en la lista de predilectos de cualquier amante del bon vino, que califico entre muy recomendable y más que muy recomendable. Seguirá creciendo mediante una guarda responsable en botella.
Extraordinario presente. Más que prometedor futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario